El Bayern tritura al Chelsea

Odriozola felicita a Lewandowski tras darle la asistencia del 3-1
Odriozola felicita a Lewandowski tras darle la asistencia del 3-1MICHAEL DALDER / Reuters

El Bayern trituró al Chelsea en la más plácida de las eliminatorias de octavos de final de esta edición de la Champions. Si en la ida el equipo bávaro había obtenido un salvoconducto virtual para los cuartos (0-3) en la vuelta lo confirmó con un 4-1 ante la inanidad del Chelsea.

El Chelsea estuvo en el Allianz Arena solo desde un punto de vista físico, documental, administrativo. Moralmente, los jugadores de Lampard debieron permanecer en una tumbona en Brighton, los más disciplinados, o en Ibiza, los menos. Como quiera que anima forma corporis, hicieron una presión tan laxa que acabaron por perder el sitio en el campo. Desde la banda, Lampard contemplaba el escenario con el mohín de la ira a punto de estallar. Por más que recolocó a Barkley para que tapara la salida de Alaba y por más que puso a Mount a molestar a Davies, la pelota siempre acababa en los pies de Thiago, que irremisiblemente conectaba con Müller.

Alentado por el festival, Thiago Alcántara distribuyó el juego del Bayern sin abandonar su campo. Con una clase que ya quisiera para sí Kimmich —lateral derecho esta vez— el hombre se mostró inspirado en la búsqueda del pase ornamental. En compañía de Müller, omnipresente en la espalda de Kovacic, el mediocampista español armó la jugada que desembocó en el penalti de Caballero a Lewandowski en el 1-0, y a partir de ahí se desató el chorreo. Gnabry, Goretzka y Perisic aparecieron siempre libres, siempre en superioridad, frente a un rival que no consiguió apenas adelantarse a las situaciones. El Chelsea necesitaba remontar y su primer disparo fue obra del lateral izquierdo, Emerson, desde fuera del área a los 25 minutos. A las manos de Neuer.

Lewandowski dio una asistencia con la zurda en el 3-1 de Tolisso, y metió dos goles. El polaco ya suma 13 en Champions. Más del doble que sus perseguidores inmediatos en una estadística que refleja la marcha del equipo en este torneo: 3-0 al Estrella Roja, 2-7 al Tottenham en Londres; 2-3 y 2-0 al Olympiakos; 0-6 al Estrella Roja en Belgrado; y 3-1 al Tottenham en la fase de grupos.

El toque folclórico de la noche lo puso la reaparición de Philipp Coutinho, que jugó un rato y suma 80 minutos de acción desde marzo. Odriozola, cedido por el Madrid, dio la asistencia del cuarto con un centro a la cabeza de Lewandowski.

Leave a Reply