El incendio del paraje de la Vall de Gallinera, en Alicante, queda perimetrado tras arrasar 160 hectáreas

El incendio que se declaró este sábado en la zona de la Llacuna, entre la Vall de Gallinera y Villalonga, se encuentra perimetrado después de haber afectado a unas 160 hectáreas de masa forestal. Así lo ha detallado el director de la Agència Valenciana de Seguretat i Resposta a les Emergències (AVSRE), José María Ángel, que se ha desplazado al Puesto de Mando Avanzado. Ángel ha detallado que ahora mismo el incendio está sin llama, pero que están pendientes durante las próximas “horas críticas”, debido al calor y al viento de Levante que sopla en la zona, que podría reactivar algún conato.

Seis aviones y tres helicópteros han actuado durante esta mañana en este paraje montañoso, ubicado en el interior de la comarca de La Marina Alta, es muy apreciado por su valor natural y paisajístico. Según el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat, en estos momentos trabajan en la zona, de difícil acceso y compleja orografía, cinco dotaciones de los bomberos del Consorcio Provincial de Alicante, dos unidades de bomberos forestales de la Generalitat, dos autobombas, tres helicópteros y cuatro aviones de la Generalitat y dos hidroaviones del Ministerio de Transición Ecológica.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, este domingo las condiciones ambientales de esa zona son más favorables para el control y extinción de las llamas que las de ayer, cuando valores próximos a los 40 grados y el viento de poniente favorecieron el avance sin control de las llamas. Ayer se tuvo que hospitalizar a un bombero por un golpe de calor.

Es el único incendio de los tres que se declararon ayer en el interior de Alicante. Los bomberos han logrado dar por controlado, a las diez de la mañana de este domingo, el incendio forestal declarado ayer por la tarde en el término municipal de Castell de Castells, en el interior norte de Alicante, según han confirmado a EFE desde el Centro de Emergencias de la Generalitat.

Por el momento se desconoce tanto el origen como la superficie afectada por ese incendio, aunque desde el Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante apuntan que el fuego ha devorado unas 16 hectáreas de masa forestal y esperan que mañana pueda darse por extinguido, pues en estos momentos ya no hay llama en el lugar. El incendio que ya quedó extinguido esta pasada madrugada fue el declarado en Castell de Guadalest, también en el interior de Alicante. El tercero de los incendios declarados ayer por la tarde consecutivamente en la Comunitat Valenciana, que comenzó en Villalonga (Valencia) y cruzó la frontera con Alicante para asolar la zona de la Vall de la Gallinera, sigue aún sin control.

Leave a Reply