Las ganancias de Saudí Aramco caen un 73% pero la petrolera mantiene el dividendo

Imagen de unas instalaciones de la petrolera saudi Aramco, en Kurois .
Imagen de unas instalaciones de la petrolera saudi Aramco, en Kurois .Maxim Shemetov / Reuters

La petrolera estatal Saudí Aramco, la mayor del mundo, logró un beneficio neto de 6.600 millones de dólares (unos 5.600 millones de euros) en el segundo trimestre de 2020, lo que supone una caída de casi el 73% con respecto al mismo periodo del año previo, cuando obtuvo unos 24.700 millones de dólares. Sin embargo, la compañía sigue adelante con su plan para pagar 75.000 en dividendos este año pese al desplome de las ganancias y el aumento de la deuda. Un dividendo que recibirá en su mayor parte Arabia Saudí, propietario del 98% de las acciones, y que necesita fondos para luchar contra un creciente déficit presupuestario, según un análisis de Bloomberg.

“Los fuertes vientos en contra por la caída de la demanda y los bajos precios del petróleo se reflejan en nuestros resultados del segundo trimestre”, admitió ayer su presidente, Amin Nasser.

El premio para los accionistas es un pago fijo trimestral de 18.750 millones de dólares. Nasser destacó su determinación a la hora de mantener la estrategia de crecimiento y diversificación a largo plazo para Aramco pese a las circunstancias actuales. “Estamos viendo una recuperación parcial en los mercados energéticos a medida que los países del mundo dan pasos para levantar las restricciones”.

Los resultados culminan un período turbulento para el mayor exportador de petróleo del globo en un año en el que los precios del crudo se colapsaron e incluso llegaron a ser negativos ante la imposibilidad de dar salida al stock de oferta. Arabia Saudí y Rusia lideraron el frente para reducir la producción y apuntalar los precios del crudo. Aunque se ha recuperado, el precio del Brent todavía ha bajado un 33% este año.

A diferencia de Aramco, rivales como BP y Royal Dutch Shell han recortado sus dividendos.Arabia Saudí genera la mayor parte de sus ingresos a partir del crudo y se prevé que su déficit presupuestario supere el 12% del producto en 2020, según el Fondo Monetario Internacional.

Según el análisis de Bloomberg, ese agujero en sus cuentas será el más importante desde 2016, lo que añadiría presión para que Aramco continúe generando ingresos. Las acciones de la compañía se mantuvieron casi planas ayer domingo y han caído un 6% en lo que va de año, mucho menos que las de petroleras como Exxon o Shell.

Leave a Reply