Solo dos campeones entre los ocho mejores

Las cribas de las eliminatorias previas, de la fase grupos y los cruces de octavos han deparado los cuartos de final más revolucionarios de la Copa de Europa que se recuerdan. A la excepcionalidad de que la disputa sea en una única sede, Lisboa, y mediante cruces a un partido, se añade la sensible rebaja de campeones participantes que ha propiciado la eliminación del Real Madrid, el Liverpool y la Juventus. Por primera vez desde la temporada 86-87, entre los ocho cuartofinalistas solo aparecen dos ganadores del título, Barcelona y el Bayern de Múnich. En aquella temporada que terminó coronando al Oporto, el Real Madrid y el Bayern fueron los dos únicos representantes del club de los campeones. Brondby, Dinamo de Kiev, Besiktas, Anderlecht y Estrella Roja completaron aquel cuadro tan rebajado de clubes ganadores. Desde que la competición pasó a denominarse Champions League en 1992 nunca se habían dado unos cuartos de final tan faltos de clubes con la orejona en su palmarés. Hasta el último campeón, el Liverpool, estará ausente tras la gesta del Atlético en Anfield.

Además, en este novedoso formato de Eurochampions que comienza el próximo miércoles con el duelo entre el París Saint Germain y el Atalanta, uno de los dos campeones sobrevivientes de los 14 que iniciaron el torneo dejará de aspirar a las primeras de cambio al título porque Barça y Bayern se medirán el viernes en el cruce estrella de los cuartos de final.

Del resto de participantes, solo el Atlético de Madrid, en tres ocasiones, ha logrado alcanzar la final. Manchester City, PSG y Olympique de Lyon no han pasado de semifinales. El Atalanta y el Leipzig, los dos clubes con menos pedigrí pero quizá los más atractivos de ver jugar, han alcanzado por primera vez los cuartos de final de la Champions.

La caída del Real Madrid y de la Juventus en octavos no solo ha supuesto el adiós de dos clubes con un gran protagonismo en las últimas ediciones, cuatro títulos de los madridistas en los últimos seis años y dos finales de los italianos. También ha puesto de manifiesto que el divorcio entre el Madrid y Cristiano Ronaldo no ha beneficiado ni a uno ni a otro. Dos temporadas se han cumplido desde que el goleador portugués abandonó la entidad blanca y dos cursos consecutivos lleva el conjunto madridista cayendo en octavos. Cristiano tampoco ha encontrado en la Juventus el acompañamiento suficiente para poder conquistar su sexto entorchado, lo que le igualaría con Gento.

Cristiano y Guardiola

La ausencia de CR7 también impide su eterno duelo con Messi del que ambos se retroalimentaron durante sus años de convivencia en el fútbol español. El argentino, Neymar y Kilian Mbappé, duda para el primer partido, se presentan como las tres grandes estrellas del torneo exprés al que se vio obligado a recurrir la UEFA ante la imposibilidad de disputarlo en su formato clásico por la covid-19.

Lewandowski, De Bruyne, Sterling, João Félix, si logra hacerse con la titularidad en el transcurrir de la competición, De Jong, Luis Suárez, Griezmann, Di María, Oblak o Gnabry también forman parte de un granado y atractivo cartel de individualidades pese a las ausencias de Cristiano, Benzema, Hazard, Salah o Mané.

La conformación de los cuadros puede deparar unas semifinales entre el Barcelona o el Bayern y el City, favorito ante el Olympique de Lyon en su duelo del sábado. Grandes dosis de morbo están garantizadas si se diera el enfrentamiento de Pep Guardiola contra cualquiera de los dos equipos a los que ha dirigido. Y está por ver si esta Champions excepcional depara un campeón inédito porque nunca hubo tantos aspirantes en cuartos sin el título en su palmarés.

Leave a Reply