CC OO pide que los parados que hayan agotado las ayudas después del 30 de septiembre también puedan cobrar el nuevo subsidio

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, antes de una reunión con los dirigentes de las patronales, CEOE, Antonio Garamendi; y Cepyme, Gerardo Cuerva; y de los sindicatos, CCOO, Unai Sordo; y UGT, Pepe Álvarez.
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, antes de una reunión con los dirigentes de las patronales, CEOE, Antonio Garamendi; y Cepyme, Gerardo Cuerva; y de los sindicatos, CCOO, Unai Sordo; y UGT, Pepe Álvarez.mariscal / EFE

El nuevo subsidio excepcional de 430 euros para los parados que se hayan quedado sin ayudas durante la crisis del coronavirus, promovido por el Ministerio de Trabajo con la colaboración de los agentes sociales —según ha adelantado este lunes EL PAÍS—, ha sido bien recibido por los sindicatos. La medida afectaría a unos 550.000 trabajadores que hayan agotado su prestación contributiva o el subsidio entre el 14 de marzo y el 30 de septiembre. Sin embargo, Comisiones Obreras pide que también se puedan beneficiar quienes los pierdan a partir de esa fecha.

El secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CC OO, Carlos Bravo, ha señalado este lunes que la prioridad del sindicato es “proteger a las personas que han visto extinguido o suspendido su trabajo durante el estado de alarma” y evitar la destrucción de empleo en una situación “tan dramática como la provocada por la pandemia”. Para conseguirlo, ha reivindicado la utilidad del diálogo social, con logros como los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) o el nuevo subsidio que prepara el Gobierno, en colaboración con la patronal y los sindicatos.

En ambos casos, Bravo ha reclamado mantener estos instrumentos más allá del 30 de septiembre, “en la medida que no se recupere la normalidad en el mercado de trabajo”. El dirigente sindical ha indicado que el nuevo subsidio “beneficiará a 550.000 personas [tal y como ha adelantado este periódico] y a otras 150.000 más, de ellas el 75% mujeres, que verán mejoradas sus prestaciones por suspensión de contratos a tiempo parcial”.

En una línea similar se ha pronunciado la secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, si bien ha matizado que la medida “aún está en fase de propuesta y negociación” y “no hay nada cerrado”. Barrera ha recordado que se trata de una petición que el sindicato venía reclamando “desde el comienzo”, ya que los potenciales beneficiarios “sufrían un agravio comparativo con los derechos reconocidos a las personas acogidas a los ERTE, a los que no se exigían requisitos previos para el cobro de la prestación”.

El subsidio extraordinario es tan solo una parte de los objetivos de la Unión General de Trabajadores, que “no olvida a los 1,6 millones de personas que estaban sin protección por desempleo antes del inicio de la pandemia del coronavirus”, ha dicho la dirigente sindical. “Para UGT es absolutamente imprescindible abordar la negociación del sistema de protección de desempleo del país para que la salida de la crisis no deje a nadie atrás y que España no pague una factura en términos de igualdad como ya ocurrió con en la anterior”, ha sentenciado.

La medida del departamento que dirige Yolanda Díaz tendrá un coste aproximado de 710 millones de euros y, una vez acordada en el seno del diálogo social, deberá contar con el visto bueno del Ministerio de Hacienda.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

Leave a Reply