El fútbol no profesional quiere volver cuanto antes, y con público

Mientras la fase final de la Champions tiembla por los positivos del Atlético de Madrid y se cruzan los dedos por que el coronavirus permita que los playoff de ascenso a Primera se completen sin contratiempos, el fútbol no profesional —de Segunda B hacia abajo— se impacienta a la espera de un plan global para su regreso. Las inquietudes se manifestaron este lunes a mediodía, en la reunión de todos los presidentes de las federaciones territoriales en la sede de la FEF de Las Rozas: quieren volver a jugar cuanto antes y quieren que ese regreso sea con público, con aforos limitados.

Los dirigentes que se juntaron este lunes, en persona y telemáticamente, coincidieron de manera unánime en el regreso “inmediato”, cuando dispongan de un “plan transversal avalado por los poderes públicos que ofrezca esas garantías sanitarias y jurídicas para los jugadores y resto de actores, los responsables de los clubes y los organizadores”, es decir, un protocolo aprobado por el CSD y el Ministerio de Sanidad que fije las condiciones de la vuelta de las competiciones, no solo para el fútbol no profesional, sino para todos los deportes de equipo.

El siguiente paso hacia ese documento se dará este mismo martes: según fuentes del CSD, se convocará una reunión del Grupo de Tareas para el Impulso del Deporte para el miércoles de la semana que viene, 19 de agosto.

Agravio comparativo

Cuando el nuevo marco legal y sanitario se encuentre en funcionamiento, la intención de la FEF es que la Segunda B, la competición que depende de ellos de manera exclusiva, se reinicie 30 días después. Para la Tercera, las federaciones territoriales, que son las responsables de ese nivel hacia abajo, tendrán que negociar los detalles también con los departamentos de salud de las correspondientes comunidades autónomas. Serán ellas las que fijarán las condiciones en las que el público pueda regresar a los estadios. “Estos días estamos viendo agravios comparativos penosos con corridas de toros y conciertos con público”, se queja un responsable autonómico, que subraya la delicada situación económica en la que, con el parón, se encuentran decenas de clubes y miles de profesionales de todos los escalones del fútbol.

Mientras las comunidades decidirán sobre el público en el fútbol profesional, fuentes del CSD subrayan que ellos mantienen esas competencias en las ligas profesionales, “y al respecto no hay ningún cambio: no público”.

Leave a Reply