McDonald’s demanda a su ex consejero delegado por ocultar relaciones sexuales con empleadas

El ex consejero delegado de Mcdonalds’s, Steve Easterbrook.
El ex consejero delegado de Mcdonalds’s, Steve Easterbrook.DPA vía Europa Press / Europa Press

McDonald’s, el gigante estadounidense de la comida rápida, ha demandado este lunes a su ex consejero delegado Steve Easterbrook, quien fue cesado el año pasado por tener una relación sentimental con una empleada, después de que una reciente investigación interna revelara que ocultó otras relaciones, destruyó pruebas de su comportamiento y cometió fraude.

La empresa ha alegado en los documentos entregados en un tribunal de Delaware (EE UU) que su antiguo directivo tuvo relaciones sexuales con tres empleadas un año antes de su despido, el pasado noviembre. También que Easterbrook adjudicó acciones a una de las trabajadoras, por lo que McDonald’s busca recuperar la indemnización de unos 42 millones de dólares (35,7 millones de euros) que le pagó al abandonar la compañía, ha informado el canal CNN.

Easterbrook fue cesado por tener una relación consensuada de sexting (mensajes de texto o vídeo de contenido sexual) con una empleada, lo que violaba las políticas de la compañía. En su momento dijo que ese fue el “único” contacto “íntimo” que estableció con cualquier subordinada, pero la empresa recibió una pista anónima en julio de que tuvo otras relaciones sexuales con empleadas mientras dirigía la corporación, lo que desencadenó una nueva pesquisa.

La querella interpuesta este lunes cita como pruebas decenas de fotos y vídeos sexuales que muestran desnudos o desnudos parciales de varias mujeres, entre ellas las tres empleadas, que el ejecutivo supuestamente se envió de su cuenta de correo de la empresa a la personal. Además, de acuerdo con la investigación, Easterbrook “aprobó una entrega de acciones extraordinaria por valor de cientos de miles de dólares para una de esas empleadas en mitad de su relación sexual”.

McDonald’s alega que su ex consejero delegado mintió a los investigadores internos y a la junta directiva, haciéndoles creer que su despido podría ser considerado “sin causa” y por ese motivo pudo obtener una indemnización por despido y varios bonus que acabaron ascendiendo a 42 millones de dólares.

Easterbrook, quien ocupó el máximo puesto de la firma en 2015, fue reemplazado de inmediato tras su despido el año pasado por Chris Kempczinski, quien estaba al frente de la división estadounidense de la multinacional. En un correo a la plantilla divulgado por medios locales, Kempczinski ha informado este lunes de que McDonald’s “recientemente ha tenido conocimiento, a través de una comunicación de un empleado, sobre nueva información relativa a la conducta” de Easterbrook.

“Sabemos ahora cómo su conducta se desvió de nuestros valores de manera mucho más extensa de lo que sabíamos cuando abandonó la compañía el año pasado. McDonald’s no tolera comportamientos de ningún empleado que no reflejen nuestros valores”, ha agregado.

Leave a Reply