Salud, relax… y aventura: Navarra lo tiene todo

Si buscas un destino donde desconectar del mundo, escapar del estrés y las masificaciones y olvidarte de la rutina, estás de enhorabuena. En Navarra tienes eso, y mucho más. Date un capricho en alguno de los alojamientos singulares y exclusivos, perdidos en medio de la naturaleza, y deja que los tratamientos de spa tonifiquen tu cuerpo y tu mente. Un bienestar que está garantizado en todos los sentidos, ya que la limpieza y la higiene de estas instalaciones son uno de sus sellos de identidad.

La seguridad y calidad de estos lugares, con unas habitaciones en las que poder descansar a lo grande, harán que no te quieras ir nunca. Qué mejor manera de liberar tensiones que acercarte, por ejemplo, a un balneario. En Navarra tienes dos: al norte, el de Elgorriaga, con las aguas minerales más saladas de Europa. Al sur está el de Fitero, cuyas aguas con propiedades medicinales son mano de santo.

Arantza Hotela, en Navarra.
Arantza Hotela, en Navarra.

Además de estas instalaciones, Navarra cuenta con numerosos hoteles y establecimientos con encanto, que ofrecen experiencias orientadas al relax y el descanso: yoga, masajes, baños termales, meditación y otras propuestas similares para disfrutar junto a tu pareja, porque os lo merecéis después de este año repleto de sobresaltos. ¡Incluso puedes abrazar árboles enclavados en bosques que parecen salidos de un cuento! Una terapia natural que te ayudará a sentir mejor.

Una vez instalado y relajado, es hora de conocer todas las sorpresas que se ocultan en Navarra. Su patrimonio cultural es una de ellas. Algunas sugerencias: el emblemático Castillo de Javier, el románico del Monasterio de Leyre, el Palacio Real de Olite o el conjunto medieval de Ujué. Si además te va la naturaleza, las opciones se multiplican en cualquiera de las numerosas rutas de senderismo que atraviesan el territorio. Si no has oído hablar del nordic walking, este es tu momento, porque aquí se encuentran cuatro centros en los que iniciarte en esta disciplina.

Cálzate las botas, agarra los bastones y lánzate al camino para descubrir el Parque Natural Señorío de Bertiz, la sierra de Urbasa, los valles de Roncal y Salazar, la sierra de Aralar…Travesías muy diferentes y aptas para todos los niveles físicos, así que no sufras. ¿Quieres conocer el programa con todas las actividades que te ofrece Navarra para este verano? Tienes opciones de todo tipo: familiares, gastronómicas, culturales, de aventura, bienestar, city break…Para más información pincha aquí.

Para reponer fuerzas de este turismo activo y seguro, nada mejor que sentarse a una mesa y saborear los olores y sabores que ofrece la delicada gastronomía navarra, con platos de alta cocina de autor, junto a pinchos creativos que te dejarán con ganas de repetir. Además, hasta el 31 de agosto tendrás la oportunidad de accediendo a la promoción Cómete Pamplona, que permite disfrutar de algunos de los mejores menús degustación del norte de España, incluyendo un excelente maridaje de vinos D.O. Navarra.

Paraíso del turismo activo

Navarra no solo es sinónimo de desconexión y relax. También lo es de aventura, de emociones y experiencias trepidantes, de adrenalina en plena naturaleza. ¿Te apetece contemplar paisajes excepcionales mientras pedaleas en una bici BTT? ¿O recorrer junto a tu familia alguna de las cinco Vías Verdes que cruzan la región? Si lo prefieres, puedes completar a pie algunas de las rutas senderistas, adaptadas a todos los niveles, que te esperan en este viaje. No te olvides la cámara de fotos, porque en el camino descubrirás lugares mágicos como las Bardenas Reales, un parque natural declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco que impacta en cuanto lo pisas. Seguro que te recuerda a la Luna, aunque no hayas estado nunca.

Más al norte, se suceden los pantanos, los ríos, las cascadas y saltos de agua entre parajes de montaña. Hay tanto para elegir que no sabrás ni por dónde empezar. Si te gustan las emociones fuertes, atrévete con el barranquismo o con el parapente, para disfrutar del entorno a vista de pájaro. También puedes descender en rafting por algún río de aguas bravas, o cambiar la barca neumática por la piragua por los cauces de los ríos Ebro, Arga y Ega.

Paisajes abiertos, de una belleza infinita, casi vírgenes, en los que disfrutarás de la felicidad y la calma mientras practicas alguno de tus deportes preferidos. La mejor fórmula para ponerte las pilas estas vacaciones antes de volver a la normalidad y a la rutina.

La fórmula más segura y natural para ponerte las pilas estas vacaciones antes de volver a la rutina es conocer el Efecto Navarra.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Leave a Reply