Torra pide el cese del secretario general del Parlament por no publicar las resoluciones contra el Rey

Quim Torra, en el pleno del Parlament sobre la monarquía.
Quim Torra, en el pleno del Parlament sobre la monarquía.Massimiliano Minocri

Las resoluciones contra la monarquía votadas por el Parlamento catalán la semana pasada amenazan con desatar una nueva tormenta política y el enésimo enfrentamiento entre los socios del Govern, Junts per Catalunya y Esquerra Republicana. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha pedido este lunes al presidente del Parlament, Roger Torrent, que destituya al secretario general de la cámara por haberse negado a publicar algunos fragmentos de las resoluciones sobre el Rey al considerar que son inconstitucionales. Torra ha exigido a la mesa que asuma la “responsabilidad” de publicar íntegramente las resoluciones, en las que el Parlament reprobó a Felipe VI y a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, por “colaborar en la huida de Juan Carlos I” de España.

Las resoluciones contra la monarquía salieron adelante gracias a los votos de la mayoría independentista (JuntsxCat, ERC y la CUP). El letrado mayor del Parlament, Joan Ridao, anunció sin embargo que parte de los textos no iban a ser publicados en el boletín oficial de la cámara por atentar contra las advertencias del Tribunal Constitucional. La polémica ha estallado de pleno esta mañana, cuando el Parlament ha publicado las resoluciones, pero suprimiendo los puntos más controvertidos en los que se podría incurrir en responsabilidades penales, como advirtió Ridao.

Fuera del texto publicado han quedado la reprobación del rey Felipe VI o el fragmento en el que se denuncia la existencia de una “monarquía delincuente”. Los recortes han dejado fuera la frase en la que se alude al referéndum del 1-O como “la voluntad expresada por el pueblo de Cataluña” y otra en la que se señala que “el único camino para superar este régimen monárquico” es la constitución de una república catalana. Un fragmento de la resolución en la que se acusaba al rey de haber “participado en la represión del pueblo catalán” también ha sido mutilado.

El texto mantiene la afirmación, aprobada por la cámara, según la cual “Cataluña es republicana y, por lo tanto, no reconoce ni quiere tener rey”. El texto publicado en el boletín incluye una nota final del secretario general del Parlament, Xavier Muro. Allí esgrime que tiene el “deber” de “impedir o paralizar” cualquier actuación que suponga vulnerar las órdenes del Tribunal Constitucional.

La decisión ha airado a Torra. “Ya me pasó como diputado y ahora otra vez. Basta. El secretario general del Parlament tiene el deber de obedecer al pleno, que es soberano”, ha escrito en Twitter. El president ha dejado también un mensaje para el republicano Roger Torrent. “Si no lo hace, el presidente del Parlament tiene el deber de cesarlo y asumir él y la mesa la responsabilidad de publicar la resolución”. Un dardo contra Torrent en pleno clima preelectoral. Hace unos días, el caso 3% -el presunto pago de comisiones a la antigua Convergència a cambio de obra pública- provocó un enfrentamiento entre los socios. Esquerra exigió al Govern que se personase como acusación particular y Junts per Catalunya condicionó esa decisión a un informe jurídico que demuestre que la Generalitat ha sido perjudicada por el caso.

Leave a Reply