La prima de riesgo española ya está en niveles previos a la pandemia

Vista de los paneles que informan sobre la prima de riesgo en el parqué de la Bolsa de Madrid.
Vista de los paneles que informan sobre la prima de riesgo en el parqué de la Bolsa de Madrid.Juan Carlos Hidalgo / EFE

La esperada tormenta que ha irrumpido este martes en el verano madrileño ha descargado una lluvia de millones sobre el Palacio de la Bolsa. Mientras los directivos del Ibex se desayunaban con noticias que alertaban de una fuga de dinero por miedo a los rebrotes —lo cierto es que el selectivo español encabeza las pérdidas de los principales parqués en 2020, pero la debacle viene de marzo y no se pudo recuperar ni en los mejores tiempos de la desescalada—, los inversores ya tenían todo preparado para la avalancha de compras. El día ha terminado con una subida del 2,97% para la Bolsa de Madrid, la mayor desde el 2 de julio, que le ha permitido liderar los índices comunitarios. Pero el dato más relevante corresponde a la deuda: la prima de riesgo —el diferencial del bono español a diez años y el bono alemán— ya está en los niveles previos a la pandemia.

Dos son los factores que han propiciado la buena jornada de las Bolsas: en Estados Unidos, republicanos y demócratas están más cerca de alcanzar un acuerdo para el que sería el quinto plan de estímulo desde que comenzó la crisis del coronavirus; en Alemania, el índice de confianza de los inversores ha cosechado su nivel más alto desde 2004. En ese contexto, las subidas han sido generalizadas, y generosas, en las principales plazas europeas, con el Ibex a la cabeza.

El selectivo español ha recuperado con creces los 7.200 puntos gracias a los valores turísticos, ajenos a la avalancha de rebrotes que vive el país, pero sobre todo a la banca. El sector financiero ha tirado del índice por segundo día consecutivo —el Ibex ya cerró con una meritoria alza del 1,49% este lunes—, con Santander como valor estrella: ha ganado un 5,7%. En un día en el que solo Cellnex ha cerrado en negativo, las mayores subidas, cercanas al doble dígito, han sido para la cadena de hoteles Meliá y el grupo IAG —al que pertenecen las aerolíneas Iberia y British Airways—, ambos muy castigados durante las últimas semanas por culpa de las cuarentenas obligatorias determinadas por varios países para los viajeros procedentes de España.

Pese al espejismo de estos dos últimos días, las dudas seguirán en los mercados, atenazados por una crisis sanitaria que no parece tener fin y los continuos rifirrafes entre China y Estados Unidos, esta vez a cuenta de la detención de un poderoso empresario de la comunicación en Hong Kong crítico con el régimen de Pekín. La clave de las subidas se encuentra, una vez más, en el colchón aportado por los estímulos: la nueva ronda que prepara Estados Unidos deja al inversor una buena oportunidad de ganancias, sobre todo después del mal comportamiento de los parqués en julio.

Al otro lado del charco, la decidida política del Banco Central Europeo ha conseguido calmar las tensiones en el mercado de deuda que se produjeron al principio de la pandemia. La prima de riesgo española ha ido bajando progresivamente a lo largo de los últimos meses hasta caer este martes a los 76 puntos básicos. Se trata de niveles previos a la pandemia. En Italia, el indicador no supera los 150 puntos por primera vez desde marzo. Ambos países son los grandes beneficiados del fondo europeo para la recuperación, pactado por los principales líderes comunitarios el pasado julio.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

Leave a Reply