Torra ordena que la Generalitat se persone en el ‘caso del 3%’

La Generalitat finalmente sí se personará como acusación particular en el caso del 3%, que investiga el presunto pago de comisiones a la extinta Convergència Democrática (CDC) a cambio de adjudicación de obra pública. El president, Quim Torra, ha pedido este martes a los servicios jurídicos del Ejecutivo catalán que tomen las acciones pertinentes para poder acceder a la instrucción y al sumario. Torra quiere que se establezca si ha existido perjuicio patrimonial y no descarta más acciones judiciales. ERC ya había pedido hace semanas que el Govern diera ese paso, criticado desde el PDeCAT.

La oficina de Torra ha enviado este martes a los medios la carta que el president dirigió al director del Gabinete Jurídico de la Generalitat, Francesc Esteve, solicitándole personarse en la causa que se investiga en la Audiencia Nacional. “Este primer paso de comparecer es del todo necesario para que los servicios jurídicos de la Generalitat puedan hacer un análisis del material incorporado a la causa y evaluar si ha podido haber perjuicio patrimonial a la Generalitat”, explica una nota de prensa adjunta a la misiva.

Quim Torra abre de esta forma la puerta a que posteriormente se puedan realizar otras acciones legales, pues según esa nota, si tras este análisis de la documentación de la causa se detecta perjuicio contra la Generalitat “se formulará un “escrito de acusación”. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata aseguró hace dos semanas en un auto que sí existía ese perjuicio, pues las operaciones buscaban conseguir “financiación ilegal” para Convergència, “acarreando un grave descrédito a la Administración pública y un perjuicio al propio erario público”.

El pasado 3 de agosto, el vicepresidente y dirigente de ERC, Pere Aragonès, dijo que la Generalitat debería personarse y recuperar “hasta el último euro” de dinero público supuestamente desviado. En aquel momento, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, aseguró que eso podría ocurrir solo si se comprobaba que se había cometido un perjuicio contra la Generalitat. El PDeCAT fue muy crítico con Aragonès, al asegurar que su petición era “partidista”. Marc Solsona, el portavoz de los neonvergentes, criticó que se intente involucrar a su partido en una operación de financiación irregular cuando aún no se había fundado.

Leave a Reply