Los populares ligan el futuro político de Sánchez al de Iglesias

La nueva crisis de la cúpula del PP con la dirección de su actual grupo parlamentario en el Congreso ha llegado en un momento en el que los populares habían fijado el foco de sus ataques este verano contra Pedro Sánchez, por no cesar a su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, antes los problemas judiciales de Podemos. Creían haber encontrado un filón y piensan que las recurrentes divergencias entre Teodoro García Egea y Cayetana Álvarez de Toledo distraen la atención de nuevo sobre un problema interno en vez de sobre las tensiones que la situación judicial que cercará este otoño a Podemos pueden provocar en el seno del Gobierno de coalición.

Varios portavoces nacionales del PP insistieron este miércoles en ligar el futuro político de Sánchez al de Iglesias prácticamente con el mismo argumentario. En el PP les recordaron este miércoles a las acusaciones que ambos lanzaron contra esa formación cuando recibió la condena de la Audiencia Nacional por financiación irregular, como persona jurídica, en el caso Gürtel, al ser considerado el partido beneficiario de un “sistema de corrupción institucional”.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, instó desde Málaga al vicepresidente segundo “a asumir las responsabilidades políticas que reclamaba a todo el mundo estando en la oposición y abandonar hoy mismo el Consejo de Ministros”. Y agregó: “Exigimos que cumpla su palabra porque su hemeroteca es demoledora”. Montesinos, además, reclamó al jefe del Ejecutivo que dé explicaciones públicas, “que no se vaya por la tangente” y que si su vicepresidente no dimite “pulse el botón rojo de su cese”. Y concluyó: “Iglesias sigue sentado en el Consejo de Ministros por decisión exclusiva suya, y es él quien en último término puede y debe accionar ese botón rojo”.

Los populares cuestionaron además la estrategia de los dirigentes de Podemos de atacar a la justicia por investigar casos relacionados con ese partido. Montesinos consideró así “un insulto que un partido que se sienta en el Consejo de Ministros despliegue la estrategia de erosionar las instituciones y al Estado de derecho, y que ningún dirigente del PSOE se lleve las manos a la cabeza”. El vicesecretario Territorial del PP, Antonio González Terol, abundó en esas críticas y en relacionar la presión sobre ambos dirigentes: “Si no quiere ser responsable de las consecuencias judiciales de los presuntos casos de corrupción de Pablo Iglesias, tiene que cesarle”.

A los responsables del PP no les han convencido nada las escuetas referencias de Sánchez este miércoles en su rueda de prensa en Palma de Mallorca, tras el despacho con el rey Felipe VI, sobre el respeto a la situación judicial de todos los casos y en concreto también de este que investiga la financiación de Podemos. González Terol cuestionó ese mutismo del presidente y líder del PSOE: “Tanto monta, monta tanto. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias unen sus destinos al destino judicial que tenga Podemos porque el que calla otorga”.

El PP advirtió así al presidente Sánchez de que “si sigue avalando a Iglesias” le reclamará explicaciones en el Congreso con distintas iniciativas. Y a Pablo Iglesias le demandó que cumpla su palabra de cuando estaba en la oposición y ante diferentes casos de corrupción del PP enfatizó que “en política no se pide perdón, sino que se dimite”. Para González Terol el vicepresidente Iglesias “no puede permanecer ni un minuto más en el Gobierno de España”.

Leave a Reply