El partido perfecto de ‘la bestia’ Upamecano

Una de las grandes obsesiones de Julian Nagelsmann en la mañana previa al partido con el Atlético fue concienciar a Dayot Upamecano (Francia, 21 años) de la importancia de no cometer errores en la salida del balón ni en la defensa de los espacios. El entrenador alemán prosiguió el trabajo que ya habían iniciado algunos de sus compañeros, que le habían intentado insuflar dosis de autoconfianza regalándoles los oídos llamándole bestia por sus condiciones físicas (1,86 metros y 90 kilos). “Hizo un partido perfecto, no cometió ninguna negligencia, estuvo muy concentrado. A veces, tiene errores por ser temerario. Estuve toda la mañana picándole con lo de que era una bestia”, desveló el viernes el técnico alemán.

Los errores con el balón y los despistes de Upamecano están en los informes de los analistas del mercado. “Está en el radar de los grandes clubes, pero tiene ese defecto. Sin embargo, contra el Atlético hizo un partido perfecto en la salida del balón y en la defensa de Diego Costa. Fue contundente y clave para que el Leipzig desconcertara al equipo de Simeone en la iniciación del juego”, relata un ojeador internacional.

Las estadísticas ante el Atlético de este central, captado del Valenciennes por el Red Bull Salzburgo en 2015 por 3 millones de euros tras proclamarse campeón de Europa sub-17 con Francia, fueron abrumadoras. Ganó el 81% de sus duelos, solo cometió una falta y el 95% de sus pases fueron buenos. Su esplendorosa actuación ante Costa y Llorente, al que dejó tocado en el suelo tras rebañarle primero el balón en un cruce imperial, han vuelto a disparar su cotización tras renovar recientemente su contrato con el Leipzig, que expiraba en 2021, hasta 2023. Upamecano fue reclutado por el club alemán en enero de 2017 por diez millones de euros. Un año antes ya había intentado reclutarlo, pero el chico prefirió permanecer un año más en Salzburgo. La urgencia por contratar un central ante un cúmulo de lesiones provocó que el Leipzig acudiera de nuevo al club con el que comparte proyecto y patrocinador para su adquisición.

La reciente renovación se produjo en medio del fuerte interés del Arsenal y el Chelsea por contratarle. Los 60 millones de euros de cláusula fueron el principal impedimento para su marcha. Upamecano finalmente aceptó la prolongación de su contrato pese a que el verano que viene quedaba libre. A cambio, el Leipzig aceptó rebajar su cláusula a 45 millones de euros. Una cifra que le hará muy apetecible si mantiene el nivel mostrado ante el Atlético.

Leave a Reply