Joan Ribó, alcalde de Valencia: “El Gobierno tiene que hacer su plan más digerible para los Ayuntamientos”

Salvo fuerza mayor, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, se cogerá hoy “un par de días” de vacaciones. Iba a haberse ido el lunes, pero la “preocupante” evolución del coronavirus le hizo retrasarlas. Nacido en Manresa (Barcelona) hace 72 años, el dirigente de Compromís gobierna la tercera ciudad de España en coalición con los socialistas y es uno de los regidores que ha manifestado su rechazo al plan del Ministerio de Hacienda, que prevé que los Ayuntamientos puedan usar sus remanentes a cambio de cedérselos primero al Gobierno. La entrevista se realiza por teléfono.

Pregunta. ¿También le preocupa el plan de Hacienda?

Respuesta. Sí, mucho. Pero creo que es algo que, con un poco de sentido común por parte de todos, se puede resolver. Evidentemente quien más sentido común debe tener es el Gobierno. Debe hacer una apuesta para mejorar significativamente el decreto y que resulte asumible. En estos momentos, no lo es en absoluto.

P. ¿Por qué rechaza el plan?

R. No tiene sentido que los recursos municipales estén aprisionados por unas leyes que hizo Cristóbal Montoro [PP] y no permiten que puedan utilizarse de forma libre por parte de los Ayuntamientos. Ese es el pecado original. María Jesús Montero [ministra de Hacienda] no ha querido, no ha podido o no ha sabido cambiar esas leyes. Y después el decreto presenta problemas graves. Los principales: que hay municipios que no tienen remanentes y se van a quedar sin nada; que se habla de alargar el retorno de los fondos 10 o 15 años, y que los recursos que se dan a corto plazo a los Ayuntamientos, 2.000 millones en 2020 y 3.000 en 2021, son muy escasos, tendrían que crecer de forma significativa. Los Ayuntamientos necesitamos muchos recursos para hacer frente al coronavirus, muchos más.

P. ¿Tan malas son sus perspectivas de ingresos?

R. Los ingresos municipales provienen de los que genera el propio Ayuntamiento, que están cayendo. Y, al menos la otra mitad, de la aportación del Estado, que se hace mediante ingresos mensuales calculados en periodos de varios años. El Estado debe decidir próximamente cómo va a calcular el nuevo periodo, y esta es una cuestión muy importante que debería incluirse en el decreto, porque si el cálculo se hace tomando como parámetro la actual evolución del PIB será un desastre económico para los municipios. La cuantía a partir del año que viene debe ser como la que estamos recibiendo en 2020.

P. El plan no solo implica que los Ayuntamientos puedan disponer de su dinero dentro de unos años, sino que incluye el reparto de 5.000 millones para que los Consistorios lo destinen a transporte público o servicios sociales. ¿Van a renunciar a eso?

R. Si [en lugar de entregarlo a Hacienda] cogemos el remanente, en nuestro caso unos 32 millones, y los dedicamos a amortizar deuda, en 2021 dejaríamos de pagar, pongamos, 7,5 millones en intereses. Unos fondos que podemos destinar a lo que contempla el decreto. Hay que estudiarlo con detenimiento porque no sabemos qué opción es mejor.

P. Señala al PP como responsable original de la situación, pero se ha sumado a una protesta iniciada por los populares.

R. No es la alineación que más me gusta, pero en el acuerdo [de rechazo al plan de Hacienda] no solo había alcaldes de ciudades grandes del PP, sino también del BNG, de ERC, Podemos, Ciudadanos… De todos los partidos excepto socialistas. Creo que lo significativo es la soledad del PSOE.

P. Sus socios de coalición, los socialistas, dirigen la concejalía de Hacienda. ¿Qué opinan ellos?

R. Hemos acordado que el Ayuntamiento hará aquello que sea más beneficioso para los intereses de los valencianos. Tomará la decisión con base en criterios económicos, no políticos.

P. Es decir, que no descarta sumarse al plan, incluso si no hay cambios en el decreto.

R. No descarto ninguna opción. Destinar todo el remanente a amortizar deuda, entregarlo todo a Hacienda u optar por un término medio. El estudio económico lo estamos haciendo ya. Pero espero y deseo que el Gobierno mueva ficha en torno a este decreto y lo haga, si se me permite la expresión, más digerible para los municipios.

Leave a Reply