Los ‘playoffs’ se quedan sin los Spurs tras 22 años y sin los brillantes Suns de Ricky

Los playoffs de la NBA, que empezarán el 17 de agosto, echarán de menos a San Antonio Spurs, el equipo que forjó su leyenda durante 22 años en los que nunca faltó a la cita. Y muchos lamentarán también la ausencia de Phoenix Suns, que no ha podido hacer valer la extraordinaria racha de ocho victorias en los ocho partidos que ha disputado desde que se reanudó la competición en la burbuja de Disney World.

Portland y Memphis explotaron la ventaja que habían obtenido antes de la suspensión de la fase regular el 11 de marzo a causa de la pandemia y se clasificaron para el Play-in, la eliminatoria que ideó la NBA para compensar el recorte de la fase regular, que esta temporada ha pasado de los 82 partidos habituales de cada equipo a 71 o hasta 74, según los casos.

La última jornada de los implicados en la lucha por disputar esa eliminatoria de la que saldrá el último de los 16 equipos que jugarán los playoffs, llegó en medio de una enorme igualdad y múltiples posibilidades para Memphis, Portland, Phoenix y San Antonio. Se salieron con la suya aquellos que dependían de ellos mismos. Portland sufrió hasta el último segundo, pero doblegó a Utah (133-134), y Memphis superó a Milwaukee (119-106). Esos resultados hicieron inútil el triunfo de Phoenix ante Dallas (128-102) y dejaron también sin ninguna opción a San Antonio, ya eliminado antes de empezar un partido que de todas formas perdió ante Utah (118-112).

Los Suns afrontaron el desafío de los ocho partidos en la burbuja desde la 13ª plaza de la clasificación con seis victorias menos que Memphis y tres menos que Portland. San Antonio, 12º cuando empezó a jugarse en Disney World con solo un triunfo más que los Suns, se aferró hasta la última jornada a sus opciones de entrar un año más en los playoffs. Sin embargo, cuando empezó su último partido, ante Utah, poco después del triunfo de Memphis, ya sabía que estaba eliminado. Se despedía tras 22 temporadas consecutivas en la lucha por un título que ha obtenido en cinco ocasiones desde que empezó esa larguísima racha en la temporada 1997-1998.

Apuros y ventaja para Portland

Portland se adjudicó la octava plaza de la clasificación y el derecho a disputar el Play-in con muchísimos apuros. Lillard, con 42 puntos y 12 asistencias, fue una vez más decisivo en su ajustado triunfo ante Brooklyn (133-134). Los de Oregón no pudieron cantar victoria hasta que Caris LeVert, tras haber sumado 37 puntos, falló el último tiro del encuentro. De haber entrado ese tiro, Portland hubiera quedado eliminado y Phoenix se hubiera jugado una plaza en los playoffs con Memphis. La victoria, sin embargo, da ventaja además a Portland en el Play-in. Le bastará con ganar este sábado el primer partido ante los Grizzlies; y, de perder, tendrá una segunda oportunidad el domingo. El vencedor disputará la primera ronda de los playoffs contra los Lakers.

Memphis se aseguró la plaza para el Play-in con su segundo triunfo en los ocho duelos que disputó en la burbuja. Tuvo la fortuna de que los Bucks, que no se jugaban nada en el duelo, no pudieron contar con su estrella Giannis Antetokoumpo, sancionado con un partido por haber propinado un cabezazo al ala-pívot alemán Moe Wagner, en el encuentro celebrado el miércoles ante los Washington Wizards. Los Grizzlies apretaron de firme e hicieron valer las notables actuaciones de Valanciunas, con 26 puntos, 19 rebotes y 12 asistencias, Ja Morant, también con un triple doble, con 12 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias, y Dillon Brooks, con 31 puntos. Los Bucks, además de la baja de Giannis, dosificaron a sus mejores jugadores y los titulares solo estuvieron 20 minutos en la cancha.

Phoenix necesitaba no solo ganar, sino que Memphis o Portland perdieran. Logró con autoridad su octavo triunfo seguido, esta vez frente a Dallas (128-102). Los Suns se aferraron una vez más al extraordinario momento de forma de Devin Booker, autor de 27 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias, la dirección de Ricky Rubio, con 7 puntos y 12 asistencias en 21 minutos, y las aportaciones de Saric, Cameron Johnson, Payne, Bridges y Ayton.

Los Mavericks, que no se jugaban nada, ya que concluirían en la séptima plaza ganaran o perdieran, no contaron con Porzingis y limitaron los minutos de los titulares. Doncic solo jugó 13 minutos y fueron suficientes para sumar 18 puntos y 5 rebotes. Seth Curry y Hardaway solo jugaron 20 minutos y Finney-Smith, 11.

EL ‘PLAY-IN’

Portland-Memphis

El Play-in o eliminatoria entre el octavo y el noveno del Oeste se disputa este sábado (20.30, Movistar +). Si gana Portland ya estará clasificado. Si gana Memphis, se disputará un segundo partido este domingo (22.30, Movistar +).

LOS ‘PLAYOFFS’

Conferencia Este

1º Milwaukee – 8º Orlando

4º Miami – 5º Indiana

3º Boston – 6º Philadelphia

2º Toronto – 7º Brooklyn

Conferencia Oeste

1º Lakers – 8º Portland o Memphis

4º Oklahoma – 5º Houston

3º Denver – 6º Utah

2º Clippers – 7º Dallas

EL CALENDARIO

Los playoffs empezarán el 17 de agosto. Todas las series se disputarán al mejor de siete partidos.

El 31 de agosto empezarán las semifinales de Conferencia

El 15 de septiembre empezarán las finales de Conferencia

El 30 de septiembre empezará final y, de ser necesario el séptimo partido, será el 13 de octubre

La era de los Spurs

La jornada cerró una era en que los Spurs se mantuvieron siempre en la excelencia. De la mano de Gregg Popovich, contó con jugadores que imprimieron un sello especial a su juego y dejaron una profunda huella en la competición. La pareja de pívots formada por Tim Duncan, a sus 22 años, y el veterano David Robinson, a los 33, lideraron su primer título en 1999. Fue una temporada recortada a 55 partidos en la fase regular debido a un cierre patronal. La culminaron con la victoria en la final frente a los Knicks de Patrick Ewing, Latrell Sprewell, Allan Houston y Larry Johnson.

El segundo título de los Spurs llegó en 2003, todavía con David Robinson, en su última temporada con 37 años. También con Duncan y con las aportaciones de Tony Parker, en su segunda campaña con tan solo 20 años, y Manu Ginóbili, que, a sus 25 años, había triunfado en el baloncesto italiano con la Virtus de Bolonia. Con esa columna vertebral los Spurs sumaron el tercer y el cuarto anillo en 2005 y 2007. El quinto, en 2014, lo conquistaron con Duncan ya con 38 años cumplidos, Ginóbili, con 36, y Parker, con 31. Popovich había incorporado dos temporadas antes a un joven Kawhi Leonard que, a sus 22 años, fue designado el MVP de unas finales en las que barrieron a Miami (4-1), el equipo de LeBron James, Dwyane Wade, Chris Bosh y Ray Allen, que un año les había sorprendido en última instancia (4-3).

Leonard, junto a LaMarcus Aldridge, estaba llamado a ser el pilar fundamental en la permanencia de los Spurs en la élite de la NBA. Pero en 2018, tras desavenencias con el equipo tejano, prefirió marcharse a Toronto y fue allí donde conquistó su segundo anillo, junto a Lowry, Siakam, Marc Gasol e Ibaka.

Leave a Reply