Ducati abre la puerta a Lorenzo ante la renuncia de Dovizioso

Andrea Dovizioso, piloto de Ducati.
Andrea Dovizioso, piloto de Ducati.Marcelo del Pozo / Reuters

Andrea Dovizioso no seguirá ligado al equipo Ducati el año próximo. Así lo anunció el representante del piloto este sábado en el circuito de Spielberg y así lo reconoció también el director del equipo, Paolo Ciabatti. La fábrica de Borgo Panigale, que no quiere perder a dos de los jóvenes talentos de la parrilla que ya compiten con una Desmosedici en sendos equipos satélite, Pecco Bagnaia y Johann Zarco, no descarta por otro lado que Jorge Lorenzo, actualmente parado, vuelva a integrar su equipo oficial, como hizo durante las temporadas 2017 y 2018.

Mientras las grandes fábricas del Mundial de Motociclismo se apresuraban durante el pasado invierno para atar a sus grandes figuras, como ocurrió con Márquez y Honda o con Viñales y Yamaha; mientras algunos agitaban el mercado, caso del fichaje de Quartararo por Yamaha o, posteriormente, de Pol Espargaró por Honda, Ducati se mantenía de brazos cruzados, oteando el horizonte. Y el número uno de su equipo, Andrea Dovizioso, el hombre que más y mejor le ha plantado cara al todopoderoso Márquez en las últimas temporadas -fue tres veces subcampeón en las últimas tres temporadas-, aguardaba encerrado en casa, a la espera de que empezara el campeonato y de que llegara alguna oferta. De Ducati o de cualquier otro equipo de MotoGP. Pero las ofertas no llegaron. Desde que volvieron las carreras a mediados de julio tanto Dovizioso como Ducati han reconocido que tenían pendientes las negociaciones sobre la renovación de un contrato que expira este mes de diciembre. No han llegado a acuerdo alguno y la relación entre ambas partes concluirá pues a final de año.

“No se dan las condiciones para seguir. Ya se lo hemos comunicado al equipo”, reconoció el representante del piloto, Simone Battistella, en declaraciones a DAZN. Aunque no entró en detalles, sí rechazó que se tratara de una cuestión económica. Tampoco ofreció detalles poco después el manager del equipo, Ciabatti, quien advirtió que Dovizioso no quiso siquiera esperar a las próximas dos carreras, el plazo que se habían dado ambas partes para decidir sobre el futuro. “Queríamos esperar a la segunda carrera aquí en Austria para tomar una decisión. Pero ellos han preferido decidirlo ya para tener libre la cabeza y centrarse en la competición”, afirmaba a los micrófonos de la televisión española.

“Ahora, tanto el piloto como el equipo podrán centrarse en el campeonato”, afirmó Battistella. Y en la misma línea se expresó Ciabatti: “Hemos ganado 13 carreras juntos, esperemos que lleguen más. Somos, por detrás de Márquez, el binomio con más éxito en MotoGP en los últimos años. Tenemos 11 carreras por delante para intentar ganar la temporada. Este es un campeonato bastante extraño y se puede lograr”.

La puerta que se cierra para Dovizioso -tiene tan solo dos opciones: fichar por Aprilia o retirarse a los 34 años-, se abre para Jorge Lorenzo (33 años), que está parado tras renunciar al último año de contrato que tenía con Honda. “No tenemos todavía tomada la decisión sobre quién será el sustituto de Dovi. Tenemos algunas opciones, las valoraremos y tomaremos una decisión antes de la carrera de Misano [el 13 de septiembre]. Queremos seguir con Pecco y Zarco, pero veremos qué pasa. Por ahora no hay ningún acuerdo con Lorenzo, pero su nombre está sobre la mesa. Puede que todavía sea una opción”, asumió el director del equipo. La excelente relación entre Lorenzo y el responsable técnico del desarrollo de la Ducati, Gigi Dall’Igna, obliga a considerar como factible el regreso del 99, que se fue de la fábrica italiana tras un año marcado por tanto por su mala relación con el director ejecutivo de la casa boloñesa, Claudio Domenicali, como por sus primeras victorias con la Desmosedici. Tres triunfos que llegaron precisamente después de anunciar su marcha.

Leave a Reply