Mercedes apura la fiesta

Mercedes seguirá de fiesta hasta que la Federación Internacional del Automóvil (FIA) se lo permita. La nueva normativa que impedirá la reconfiguración de los modos de motor entre el sábado y el domingo estará lista para aplicarse en la próxima parada del calendario, prevista para el próximo día 30 en Spa. Allí, Mercedes ya no podrá recurrir a su famoso Party Mode (modo de fiesta, en castellano) con el que ha sido capaz de llevarse al zurrón cien de las últimas 127 pole position que se han puesto en juego desde 2014, cuando se introdujo en la Fórmula 1 la tecnología híbrida en los monoplazas. La última de ellas se la adjudicó este sábado Lewis Hamilton en un desangelado circuito de Montmeló.

El británico arrancará el primero (15.10 horas, Movistar Fórmula 1) por cuarta vez esta temporada y 92ª en su trayectoria, mientras que Valtteri Bottas lo hará segundo, en el que supone el cuarto doblete en parrilla de Mercedes en este 2020, el séptimo en los últimos diez años en Montmeló y el número 62 en la era híbrida. Max Verstappen saldrá el tercero y Carlos Sainz lo hará el séptimo después de que McLaren le cambiara tanto el chasis como varios elementos de la unidad de potencia de su monoplaza.

La diferencia entre Hamilton y Bottas en la mejor vuelta de ambos durante la tercera criba de la cronometrada fue de media décima. La que separó al finlandés y a Verstapppen, de seis décimas. El contraste entre ambos márgenes explica el intervencionismo de la FIA, que lleva tiempo tratando de compactar unas tablas de tiempos demasiado esponjadas por arriba. Desde Mercedes se insiste en señalar que el departamento técnico del organismo que regula el campeonato se equivoca si cree que con esta interferencia conseguirán frenar a los monoplazas de la escudería de Brackley (Reino Unido). Lo que ocurre es que, de no lograr su objetivo, a la hinchada le espera un año y medio más de rodillo hasta que entre en escena la nueva normativa con la que se espera darle un buen meneo al statu quo actual.

Para saber si la FIA ha dado en el clavo habrá que esperar un par de semanas, hasta el Gran Premio de Bélgica. Por ahora, la velocidad de evolución de las Flechas de Plata desde que Hamilton logró su segunda corona –la primera fue con McLaren, en 2008–, ha sido meteórica: el tiempo que le valió al piloto de Stavenage para llevarse la pole en 2014 en Montmeló es diez segundos más lento que el que le llevará a salir sin tráfico delante este domingo.

Leave a Reply