La facturación de las empresas españolas cayó en junio un 19% anual pese a la desescalada

Un operario trabaja en la fábrica de cervezas artesanales Arriaca, en Yunquera de Henares, Guadalajara.
Un operario trabaja en la fábrica de cervezas artesanales Arriaca, en Yunquera de Henares, Guadalajara.Fernando Villar / EFE

La cifra de negocios de las empresas españolas bajó un 16% el pasado junio con respecto al mismo mes de 2019, frente al desplome del 33,1% que había sufrido en mayo. La recuperación ha sido posible gracias al avance de la desescalada, que permitió a algunos sectores retomar parte de su actividad, según las cifras publicadas este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con la caída de junio, las ventas de las empresas encadenan cuatro meses consecutivos de importantes retrocesos anuales como consecuencia de los efectos de la crisis sanitaria. Corregidos los efectos estacionales y de calendario (una cifra, por tanto, mucho más fiel a la realidad), la facturación de las empresas retrocedió en el sexto mes del año un 19,2% respecto a junio de 2019, tasa mucho más moderada que la experimentada en mayo (-30,7%).

Conforme los distintos territorios fueron alcanzando las diferentes fases de la desescalada se fue permitiendo la apertura de algunas actividades y la ampliación de los aforos. Esta reactivación propició en junio un incremento del 16,7% de la facturación de las empresas respecto al mes anterior, por encima del avance mensual logrado en mayo (15,2%). Las ventas empresariales acumulan, así, dos meses consecutivos de aumentos mensuales.

El comercio fue la actividad que más elevó su facturación mensual (19,6%), seguida por la industria (17,7%), los servicios (15,6%) y, algo más lejos, del suministro de energía eléctrica y agua (1,5%).

Fuerte descenso de los servicios

Pese al aumento mensual de la facturación de las empresas, estas siguen notablemente por debajo de los registros de hace un año. La crisis sanitaria las llevó a vender en junio un 16% menos que en el mismo mes de 2019. Esta caída interanual de la facturación empresarial fue consecuencia de los descensos en las ventas de los servicios (-23,2%), la industria (-17%), el comercio (-15,8%) y el suministro de energía eléctrica y agua (-14,5%).

Leave a Reply