La Mesa rechaza el cese del secretario general del Parlament que pedía Junts per Catalunya

Junts per Catalunya ha fracasado este martes en su intento de destituir a secretario general del Parlament, Xavier Muro, por negarse a publicar una parte de las resoluciones contra la Monarquía que había aprobado la Cámara el pasado día 7. El propio presidente de la Generalitat, Quim Torra, había solicitado el relevo si no se producía esa publicación. Junts per Catalunya ha llevado el tema a la reunión de la Mesa del Parlament de esta mañana y no ha logrado el necesario apoyo de Esquerra Republicana.

De esta manera, el Boletín Oficial del Parlament no publicará los fragmentos de las resoluciones suprimidos por Muro en cumplimiento de las advertencias del Tribunal Constitucional, como el que denuncia la existencia de una “Monarquía delincuente” o el que define el referéndum ilegal del 1 de octubre como “la voluntad expresada por el pueblo de Cataluña”. Tampoco se publicaron en su día frases que aseveran que “el único camino para superar este régimen monárquico” es constituir una república catalana, o la que acusa al Rey de haber “participado en la represión del pueblo catalán”, pese a que Esquerra Republicana votó a favor.

La reunión de la Mesa de este martes ha vuelto a vivir un debate bronco en algunas ocasiones, según explican algunos de los presentes, en el que el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, no ha tenido reparos en admitir que desde hace meses viene reclamado en privado al presidente de la Cámara, Roger Torrent, que releve al secretario general.

En Junts per Catalunya se acumulan los agravios contra Xavier Muro por negarse a traspasar la legalidad desde enero de 2018, cuando se posicionó en contra de una investidura telemática de Carles Puigdemont, huido en Bruselas. Un año después el Secretario general dio cumplimiento a una orden de la Junta Electoral Central y destituyó de su condición de diputado y meses atrás se negó a que algunos de los diputados de Junts en prisión preventiva votasen en las sesiones del Parlament, en cumplimiento de lo acordado por el juez instructor del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Durante el debate de este martes se han vuelto a evidenciar las discrepancias en el seno del independentismo y concretamente entre Costa y Torrent, quien en un momento de la reunión ha reclamado a sus socios de Gobierno y parlamentarios que “no instrumentalicen políticamente a los funcionarios aunque estemos en precampaña electoral”.

La reunión de la Mesa ha rechazado también con el voto en contra de Junts per Catalunya y Esquerra una petición de Ciudadanos para apoyar de manera explícita al secretario general “frente a los ataques del poder ejecutivo representado por el Presidente de la Generali­tat”. Sí ha sido aceptada a trámite para discutir en el pleno a partir de septiembre una propuesta de resolución en el mismo sentido.

Leave a Reply