Abel Caballero inaugura las obras del alumbrado navideño de Vigo en agosto y anuncia que limitará el aforo de las calles

Con la promesa de que esta vez sí escribirá al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, para invitarlo (“porque en otras cosas sí, pero en luces Nueva York no puede competir con Vigo”), Abel Caballero ha inaugurado este miércoles a mediodía los trabajos de instalación del alumbrado de Navidad. La ciudad gallega que ha hecho de las fiestas de diciembre un imán cazaturistas ha adelantado a agosto el inicio de las obras que llenarán con diez millones de luces led 334 calles. No se encenderán hasta noviembre, pero la empresa contratada ha pedido al Ayuntamiento de Vigo empezar con 20 días de antelación respecto a 2019 porque los protocolos laborales del coronavirus dilatan el tiempo de trabajo. Y mientras los operarios de Iluminaciones Ximénez, de Puente Genil (Córdoba), comienzan a tender adornos bajo el cielo atemporalado de este agosto en Galicia, el alcalde socialista asegura que un equipo de “profesionales” prepara en los despachos un “protocolo anticovid de seguridad 100%”.

Según ha explicado Caballero, algunas de las atracciones luminosas se trasladarán a espacios más amplios y “se limitará el aforo” en las calles normalmente más concurridas, que alcanzaron afluencias durante los días de fiesta de 2019 de unos “cuatro millones de visitantes” adultos. “El protocolo funcionará igual que está funcionando en las playas, donde no hubo un solo incumplimiento este verano”, ha asegurado el alcalde. “Tendremos normas más estrictas, extraordinariamente más estrictas que en Galicia y en España”, ha advertido. “Nuestras Navidades serán excepcionales, hermosas, brillantes, extraordinarias, con eventos culturales por toda la ciudad pero con seguridad covid 100% (…) No nos va a temblar el pulso, la Policía de Vigo actúa cada vez que detecta un incumplimiento”. El alumbrado, con toda una serie de elementos que todavía no ha concretado el regidor, se extenderá por los barrios de una urbe “policéntrica”, algo que Caballero destaca para hacer su llamamiento a los visitantes de toda España: “En una ciudad cabe mucha gente… en 105 kilómetros cuadrados que tiene Vigo cabe lo que queramos”.

Sobre otras localidades, como Ourense, que ha anunciado que se volcará también con las luces como Vigo; o Málaga, que se adelantó a la ciudad gallega con el inicio de los trabajos de instalación en la calle Larios, Abel Caballero ha dicho que se “alegra”, pero que “Navidad como la de Vigo no hay”. “Este es un dato universal”, presume Caballero. “Sé que a algunas personas no les gusta la Navidad por razones ideológicas, pero a nosotros sí. Nos gusta y mucho”, ha declarado el alcalde socialista. La contratación de las luces, cerrada “hace ya dos años”, costará esta vez al consistorio 800.000 euros. Son “unas condiciones muy adecuadas en términos económicos”, según Caballero, entre otras cosas “porque el descubrimiento de esto [el tirón comercial y turístico del alumbrado] fue en Vigo”.

“Hoy se inicia la colocación de las luces de la Navidad de Vigo, que es algo así como decir que se inicia la colocación de las luces de la mejor Navidad del mundo”, ha abundado el alcalde, a pie de obra, en la misma idea de sus vídeos virales de años anteriores. “Vamos a poner luces en 334 calles, vamos a colocar 2.700 adornos y a iluminar 450 árboles. Esto me encanta decirlo, porque sé que esta frase va a dar la vuelta al planeta: habrá 10 millones de luces led”. Su deseo, ha reconocido, es que este año también haya noria cerca del puerto, una atracción que el año pasado registró colas multitudinarias con horas de espera. “Estamos en fase de contratación. Yo quiero una noria para la Navidad, y no descarto una permanente para hacerle la competencia a London Eye”.

Leave a Reply