A 300 por hora en un circuito que no es seguro

Johann Zarco comprueba el estado de Franco Morbidelli tras el choque entre ambos durante el GP de Austria el domingo pasado.
Johann Zarco comprueba el estado de Franco Morbidelli tras el choque entre ambos durante el GP de Austria el domingo pasado.AFP7 vía Europa Press / Europa Press

El calendario del campeonato del mundo en tiempos de coronavirus aboca a los deportistas a situaciones atípicas. Por ejemplo, a volver a competir en el mismo circuito cinco días después de que se produjeran dos choques escalofriantes que descubrieron las debilidades de una pista diseñada para la fórmula 1 y en la que, desde 2016, también corren las MotoGP. Eso es lo que ocurre desde este viernes en Austria, con el gran premio de Estiria en el Red Bull Ring, que acoge las carreras por segunda semana consecutiva.

“Es como poner una tirita en una herida de bala”. Así de elocuente se mostró Jack Miller. El piloto del Pramac Ducati cree que la modificación en las defensas de la curva tres, escenario de un terrible accidente el domingo pasado, es una solución insuficiente. Especialmente cuando las motos volverán a alcanzar este fin de semana y de manera recurrente los 300 km/h en un circuito, el Red Bull Ring, en Spielberg, que se demostró bastante peligroso hace solo unos días.

La tirita de la que hablaba Miller este jueves es la única modificación provisional de la zona que los organizadores del campeonato han podido improvisar en apenas cuatro días, los que han pasado entre la última carrera y el primer entrenamiento libre este viernes. En la corta escapatoria situada en esa curva tres a la que llegaron a toda velocidad Johann Zarco y Franco Morbidelli, así como sus respectivas motos, Dorna, empresa organizadora del Mundial, ha levantado una suerte de muro con barreras de hormigón New Jersey, protegidas por dos filas de neumáticos y cubierto todo con defensas hinchables, las conocidas como air fence, que deberían absorber el impacto de cualquier objeto. La prolongación de ese muro o protección se hace con la intención de evitar que si se vuelve a producir un accidente o caída como el del domingo pasado ninguna moto cruce la pista convirtiéndose en un peligro para el resto de pilotos.

Los pilotos, que ya tuvieron que completar una carrera a 20 vueltas la semana pasada después de ver cómo se habían salvado por los pelos Maverick Viñales y Valentino Rossi de un accidente que pudo tener consecuencias fatales, ven con ciertas reticencias la solución propuesta en el Red Bull Ring.

“No creo que sea la solución, ya pasó eso en seco. Imagínate lo que puede pasar en una carrera en agua”, dijo Alex Márquez. “Este circuito es peligroso y esas dos curvas, la dos y la tres, son el peor punto. Al ampliar la protección evitarán que pase lo que ocurrió con la moto de Zarco, que salió despedida, pero la de Morbidelli no dejó el asfalto en ningún momento. Eso no lo soluciona”, señaló Valentino Rossi, que también explicó que en la reunión de la Comisión de Seguridad de este viernes propondrá una modificación del trazado en esa zona para los próximos años. Es consciente, sin embargo, de que se necesita muchísimo dinero para una remodelación así.

La mayoría de pilotos, como Quartararo, asumen que no queda más remedio que aceptar la modificación provisional actual si aspiran a seguir compitiendo este fin de semana: “Es una solución provisional, así si golpea ahí una moto al menos no saldrá despedida”. “Las curvas dos y tres son un poco más peligrosas que otras zonas del campeonato, pero es muy difícil hacer un circuito perfecto y seguro. Han hecho un cambio importante en el muro, será seguro”, sentenció Andrea Dovizioso.

Zarco, sancionado duramente

Cinco días después del accidente que tanto debate ha generado Zarco y Morbidelli tuvieron que esperar a este viernes para conocer la resolución del panel de comisarios de MotoGP, liderado por el ex piloto Freddie Spencer, que ha decidido sancionar al francés con una dura penalización. Zarco tendrá que salir desde el pit lane este domingo por lo que los jueces del Mundial han considerado una “conducción irresponsable”.

El piloto del Sponsorama Racing no participó de la primera sesión del fin de semana. El choque con Morbidelli el domingo pasado le provocó una fractura de escafoides de la mano derecha de la que fue operado este miércoles en Italia. Los plazos mínimos de recuperación le impidieron participar del primer entreno, pero el corredor confía en volver a salir a la pista este viernes por la tarde.

Los dos accidentes del domingo pasado se saldaron sin consecuencias graves. Si bien, a la incorporación tardía de Zarco a los entrenos se suma la baja de Syahrin, el corredor que salió peor parado del coque en Moto2. Los fuertes dolores que sufre en la pelvis y la pierna le hacen asistir a este gran premio de Estiria como mero espectador.

Leave a Reply