Las exportaciones se desploman un 16% en el primer semestre por el impacto de la pandemia

Un buque en el Puerto de Valencia.
Un buque en el Puerto de Valencia. / Europa Press

La economía española salió de la Gran Recesión gracias a su capacidad exportadora y ha entrado en la crisis del coronavirus con un hundimiento de las ventas al exterior. Las exportaciones se desplomaron un 15,8% en el primer semestre hasta alcanzar los 124.100 millones de euros, según ha comunicado este viernes el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. El periodo ha estado marcado por el excepcional impacto de la pandemia, que ha provocado un fuerte retroceso del comercio internacional. España no es ajena a esta realidad, aunque la progresiva reapertura de las economías limitó el golpe en junio, con una bajada del 9,2% respecto al mismo mes del año anterior.

No todos los datos son malos. La mayor caída de las importaciones (un 18,8% entre enero y junio en relación al mismo periodo de 2019) permitió reducir el déficit comercial a la mitad en el primer semestre, aunque aún alcanza los 7.573 millones de euros. En junio, el desplome de las importaciones (-20,1%) causó un superávit comercial de 1.482 millones de euros, frente al déficit de 1.533 millones del mismo mes del año anterior.

Xiana Méndez, secretaria de Estado de Comercio, considera que este vuelco puede beneficiar a la economía española de cara a la salida de la crisis, según recoge el ministerio en una nota de prensa: “El descenso de los flujos comerciales en el primer semestre de 2020 afecta menos a las exportaciones que a las importaciones, lo que permite reducir el déficit comercial, poniendo de manifiesto que las empresas españolas están en buenas condiciones para aprovechar la recuperación del comercio internacional a medida que vaya produciéndose”.

En un escenario de creciente desglobalización e incertidumbre ante las disputas entre China y Estados Unidos, no será tarea fácil. De momento, las principales economías afrontan una situación similar a la española. Las exportaciones se desplomaron un 13,1% en el conjunto de la zona euro durante el primer semestre, con Francia (-21,5%) a la cabeza. España se sitúa en segundo lugar, con una bajada 2,7 puntos superior a la media de los países que emplean la moneda única. En junio, la caída de las exportaciones sobrepasó en cuatro décimas a la del conjunto de la zona euro.

La alimentación aguanta

No todos los sectores han sufrido igual el impacto de la crisis sobre el comercio internacional. La alimentación, que incluye las bebidas y el tabaco, aumentó sus exportaciones durante el primer semestre debido al incremento del consumo como consecuencia del confinamiento. Por el contrario, las principales contribuciones negativas provinieron del automóvil, los bienes de equipo o las manufacturas de consumo, muy afectados por el cierre o la limitación de la actividad de las industrias durante la crisis, así como de los productos energéticos, que sufrieron el impacto de la caída del precio del petróleo. En junio, la alimentación (9,7%) fue el sector que más creció respecto al mismo mes del año anterior, mientras que los productos energéticos (-45,7%) lideraron los retrocesos.

Por mercados, las restricciones al comercio internacional se notaron más en las operaciones con terceros países que con otros Estados de la Unión Europea. Las exportaciones a los miembros del club europeo cayeron un 4,5% en junio y un 14,6% en el conjunto del semestre, frente a los desplomes del 16,2% y del 17,5%, respectivamente, de las ventas extracomunitarias. Extremadura fue la única comunidad que aumentó sus exportaciones en los seis primeros meses del año respecto al mismo periodo de 2019.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

Leave a Reply