Mapfre compensará a sus clientes por el ciberataque que infectó sus sistemas informáticos

Dos trabajadores de Mapfre con medidas de protección.
Dos trabajadores de Mapfre con medidas de protección.

Mapfre compensará a los clientes que se vieron afectados por el ciberataque con ransomware (introducción en el sistema operativo de un programa que restringe el acceso a determinadas partes o archivos y pide un rescate a cambio) del que fue víctima la compañía el pasado viernes, y que comprometió únicamente el uso de sus sistemas informáticos en España. Así lo han reconocido este viernes fuentes de la aseguradora a EL PAÍS, que tras comunicar la situación a todos los supervisores y órganos reguladores denunció la intromisión ante la Guardia Civil.

“El ciberataque es uno de los riesgos que tenemos previstos en nuestro Plan de Continuidad de Negocio, lo que nos permitió actuar desde ese mismo instante”, reconoció a través de un post Antonio Huertas Mejías, presidente y CEO de Mapfre. “Decidimos comunicarlo en las primeras 24 horas porque tenemos el compromiso de ser transparentes con todos los grupos de interés y, además, entendemos que comunicarlo puede ayudar a actuar preventivamente con mayor intensidad”, añade el mandatario. Por el momento la investigación sigue abierta, y se desconoce la identidad de los asaltantes informáticos.

Desde Mapfre reconocen que los sistemas que se vieron principalmente comprometidos fueron los relacionados con la asistencia en carretera, hogar y comercio, por lo que serán los clientes de estas prestaciones quienes se vean compensados “por el retraso en el servicio”. Añaden, sin embargo, que una semana después del ataque informático el funcionamiento de estos sistemas es hoy “cercano al 90%”, por lo que aseguran haber recuperado la actividad “prácticamente al completo”.

No es la primera vez que empresas como Mapfre son víctimas de este tipo de ataques virtuales, que han aumentado tras la propagación del coronavirus, según un estudio de la compañía Thales, que analiza la relación entre la expansión del virus en Asia y Europa, y el aumento de ataques en la red en estos continentes. La Generalitat de Cataluña ya alertó el pasado mes de julio de 620 accesos en seis meses a sus sistemas a través de ciberataques.

Leave a Reply