Mi hijo adolescente no interactúa con otros chicos, ¿cómo le ayudo?

MÁS INFORMACIÓN

El verano para  los adolescentes es una época muy importante. Es el momento ideal para integrarse con nuevos amigos, primeros amores y de vivir nuevas experiencias. Es habitual que, durante el resto del año, la mayoría de los amigos con los que comparten experiencia suelen formar parte de círculo cercano. Sin embargo, en verano, y debido a su desarrollo como personas, renace una necesidad de interactuar en nuevos grupos sociales, algo que es importante en esta etapa.

Uno de los principales problemas con los que se suelen encontrar es al no ser aceptado. El miedo a sentirse rechazado y sobre todo algo que ahora es esencial, el sentirse juzgado. Por eso para ellos, es muy importante tener una buena imagen pública. La adolescencia es el momento más crítico para el desarrollo de la autoestima. Y guarda directamente una estrecha relación entre el concepto que tienen de ellos mismo y el que de ellos tienen los demás.

Esto puede crear un conflicto interno ya que el desarrollo afectivo comienza a ser esencial para ellos, y por miedo a no ser entendidos suelen no mostrarlo. Para ello hay que estar muy atento en su comportamiento en nuevos grupos. La interrelación con y en estos se convierte en una búsqueda de ubicación tratando de encontrar su sitio.

Sin embargo, al no tener claro lo que buscan, suele ser un proceso difícil y desconcertante. Por eso, es indispensable que los padres estén atentos, ante esa incursión en nuevos grupos, y asegurarse que saben rodearse de personas que le ayuden a sentirse apoyado, respetado y que no le hagan sentirse aislado. Debemos de tener en cuenta que se encuentran en una fase, no solo de cambios físicos y cognitivos (que pueden ser más visibles). Sino también cambios fisiológicos y de desarrollo incluso en su cerebro.

Hay algunos tipos que nos pueden ayudar a conocer esos cambios

  • Desarrollo físico; El cerebro del adolescente, evoluciona hacia una madurez donde las emociones, el juicio, el autocontrol, sufren alteraciones que suelen ser normales. Sin embargo, debemos de estar siempre atentos a descubrir si son cambios normales, con los conflictos habituales en esta etapa, y diferenciar bien si se convierten en trastornos.
  • Reforzar la autoestima; para potenciar esto, los podemos ayudar a que traten de descubrir cual son sus fortalezas. Todos tenemos algo que nos hace ser maravillosos. En consecuencia, hay que invitarles a que indaguen en sí mismos y se atrevan a probar cosas diferentes y que les haga salir de la zona de control. Que entiendan que equivocarse forma parte del juego.
  • Desarrollo social: También es muy importante que cuestionen cuáles son sus valores personales.

Algunos de los valores más habituales en la adolescencia suelen ser

  • Amistad: Suele ser la base principal en esta etapa de su vida. Con la amistad tratan de cubrir esas necesidades que ya no son cubiertas por la familia. Hasta ahora las necesidades básicas siempre han sido cubiertas por los demás. Con la amistad, buscan descubrir nuevas necesidades más personales.
  • Compartir. Es esencial el poder tener con quien compartir nuevos secretos. Alguien a quien contarle sus experiencias y que las vea desde su mismo punto de vista. Muchos padres distorsionan y no entienden esta necesidad convertida en valor.
  • Empatía: Se manifiesta a través del hecho que significa que te comprenden. Una de las características más habituales en los adolescentes es la incomprensión. Sobre todo, de los padres. La solidaridad de actuar de una forma desinteresada defendiendo los mismos puntos de conexión. Es en este momento, en el que los padres suelen tener más miedo.

Para gestionarlo, es importante tener en cuenta que las conversaciones son la base principal de unión.

Tienen que sentirse guiados y nunca dirigidos.

Los padres deben de entender que ellos van a tomar decisiones, que incluso aunque no estén de acuerdo, deben de tratar de empatizar, conectando desde el mismo lugar donde emocionalmente se encuentran ellos, invitándoles a la reflexión.

La libertad que ellos necesitan debe de estar siempre unida a las responsabilidades y las obligaciones. Deben entender que todos decidimos y tomamos acciones porque necesitamos algo y para conseguirlo. Por lo tanto, deben entender la libertad como tal.

Estar en una constante conversación con uno mismo para llegar a la reflexión como valor enfocado al crecimiento personal. Crecer en responsabilidad aumentando la búsqueda de habilidades para dar respuesta

Y muy importante el concepto de respeto desde la visión de respetarse a uno mismo con individuo y respetar a los demás.

En estos momentos para ellos es muy importante la honestidad. Deben aprender a actuar bajo una justicia enfocada a la verdad siendo sincero equilibrando el Ser con el Hacer.

No existe la fórmula mágica. Sin embargo, el no olvidar cómo nos sentimos en el pasado cuando fuimos adolescentes, y comprender que es importante que se conozcan las necesidades puede ayudar a que el camino sea más sencillo.

*NANO LÓPEZ, COACH EXPERTO EN PADRES Y ADOLESCENTES. https://nanolopezromero.com/

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply