ERC defiende la “negociación inteligente” frente al plan de Puigdemont

Los consejeros de la Generalitat Pere Aragonès y Teresa Jordà visitan la empresa Pirinat en Campdevànol (Girona)
Los consejeros de la Generalitat Pere Aragonès y Teresa Jordà visitan la empresa Pirinat en Campdevànol (Girona)@ESQUERRA_ERC / Europa Press

Esquerra Republicana de Catalunya rechaza sumarse a la estrategia que el líder de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, ha recetado esta semana para el independentismo y que ha bautizado como “confrontación inteligente” con el Estado. El expresidente huido de la justicia española abogó por mantener la vía del cuerpo a cuerpo en una conferencia el viernes y este sábado le respondió el coordinador de los republicanos: “el independentismo ha practicado también el diálogo inteligente y lo seguirá haciendo” dijo Aragonès reivindicando los acuerdos que ERC ha alcanzado con el PSOE los últimos ocho meses.

Los republicanos quieren evitar alinearse en la línea dura de la confrontación que ha practicado Junts per Catalunya porque consideran que ello no ha dado resultado alguno y que ahora el independentismo debe intentar crecer a base de llegar a acuerdos puntuales con el gobierno y gestionando el día a día en Cataluña. ERC desconfía especialmente de la nueva estrategia de Puigdemont ya que el expresidente sigue abogando por librar batallas que los de Oriol Junqueras no ven factibles ganar en estos momentos. De ahí que recelen enormemente del término “confrontación inteligente”.

”Confrontación y negociación, confrontación y diálogo, movilización. En todos los ámbitos se tiene que actuar con inteligencia. Así lo ha hecho el independentismo y así lo seguiremos haciendo”, recalcó este sábado Pere Aragonès. En este sentido, el dirigente republicano subrayó que su partido ya ha explicado “con todos los detalles” su estrategia, que pasa por sumar amplias mayorías a favor del independentismo, fortalecer las instituciones e internacionalizar la causa secesionista.

Aragonès quiso hacer frente a las críticas que le llegan de Junts per Catalunya por su supuesta falta de ambición y recordó que ERC tiene 89 años de historia en los que ha luchado por la república, la justicia social y la independencia de Cataluña y garantizó que seguirán “persistiendo” pese a las “dificultades”. Con la reivindicación del legado de ERC como partido histórico los republicanos también intentan marcar perfil ante los constantes cambios de marca y de denominación del espacio político de la antigua Convergència Democràtica, precursora de Junts per Catalunya.

Leave a Reply