Localizado un nuevo cayuco con 57 personas a unas 10 millas del suroeste de Gran Canaria

La ruta migratoria entre África y Canarias acelera su actividad. Un nuevo cayuco con unas 57 subsaharianos a bordo ha sido localizado sobre las 08.10 horas (hora canaria) de este sábado a unas 10 millas (unos 18,5 kilómetros) del suroeste de Arguineguín (Gran Canaria), según han explicado fuentes de Salvamento Marítimo. Entre los ocupantes se encuentran 51 varones, una mujer y cinco niños, todos en buen estado de salud, quienes han sido llevados al Puerto de Arinaga (sureste de Gran Canaria). Se trata de la segunda embarcación irregular que llega a la isla en pocas horas, ya que la pasada madrugada arribó otra patera con unas 55 personas y que también se encuentran en el muelle de Arinaga

La reactivada ruta canaria es particularmente peligrosa para los ocupantes de los cayucos. En la pasada noche del jueves, la embarcación Salvamar Menkalinan de Salvamento Marítimo rescató a 11 inmigrantes y recuperó los cuerpos sin vida de otras seis personas tras ser localizados por un avión del SAR a bordo de una patera a 110 millas al sur de la isla de Gran Canaria, según la Delegación del Gobierno en Canarias. Estas muertes se suman a los 15 cadáveres rescatados este miércoles de un cayuco, con lo que el balance mortal solo en esta semana asciende 21 personas.

En lo que va de mes, 127 inmigrantes han perdido la vida o desaparecido cuando querían llegar en pateras o cayucos hasta Canarias y otras 471 lo han conseguido. Según los datos del Ministerio de Interior, hasta el 15 de agosto de este año, 3.448 inmigrantes han alcanzado las Islas Canarias en 144 embarcaciones, frente a las 556 personas que llegaron por esta vía en 2019.

Esta tragedia pone de manifiesto la reactivación de la ruta migratoria entre África y Canarias, a pesar de la situación de la pandemia. De hecho, cada día son más las embarcaciones que emprenden esta peligrosa vía en la que una de cada veinte personas pierden la vida. Las llegadas de pateras a Canarias se han multiplicado casi por seis este año respecto a 2019. Hasta el 31 de julio habían llegado al archipiélago 3.269 personas, un número importante pero lejos del alcanzado durante la llamada crisis de los cayucos en 2006. En aquel entonces, la cifra de llegadas alcanzó los 40.000.

Leave a Reply