Los británicos en España se rebelan a través de las ondas

El locutor Giles Brown durante la emisión de su programa 'Viewpoint'.
El locutor Giles Brown durante la emisión de su programa ‘Viewpoint’.Garcia-Santos / El Pais

“Soy Robert, desde Mijas: Es una farsa, un drama escrito por Boris Johnson”. “Aquí Sharon, desde Alicant: La medida no afecta a la economía británica, pero aquí va a crear un escenario muy complicado”. A las opiniones de estos británicos residentes en España les siguen la de David, Alan o John. Todos hablan sobre la cuarentena obligatoria impuesta a los viajeros procedentes de España que lleguen a Reino Unido en base a las tres preguntas que el periodista Giles Brown repite decenas de veces: ¿Cuál es tu nombre? ¿Desde dónde llamas? ¿Cuál es tu punto de vista? Los oyentes son básicos en su programa, Viewpoint, que se emite los martes en Talk Radio Europe (TRE), emisora con sede a las afueras de Estepona (68.286 habitantes). El espacio de esta semana estuvo prácticamente monopolizado por el aislamiento obligatorio. Hubo debate sobre si la salud debe primar sobre cualquier otra cosa, “pero la opinión general es que es una idea estúpida”, resume el presentador, nacido de madre escocesa y padre galés en Stoke-on-Trent, ciudad industrial del corazón de Inglaterra. Ahora vive en una casa junto el embalse de La Concepción, en Istán, al norte de Marbella. “Mi paraíso”, subraya.

TRE nació hace una década poco antes de la desaparición de Onda Cero Internacional Costa del Sol -de donde procede la mayoría de la plantilla- y emite en FM en áreas donde se concentran personas de habla inglesa: Campo de Gibraltar, la Costa del Sol, la Axarquía malagueña, Costa Blanca en Alicante y Costa Cálida en Murcia, además de Mallorca. Su sede, casi escondida junto a un edificio abandonado, dispone de una redacción, despachos, cocina y dos pequeños estudios que se hacen grandes en las casas de miles de británicos en España. “Sobre todo de los jubilados, que se sienten más solos”, relata Nicola Chalmers, directora comercial. La programación es en inglés y cuentan con espacios dedicados a explicar la realidad -legal, económica o sanitaria- a los expatriados. También hay entretenimiento y programas como Viewpoint que analizan la actualidad.

“Somos el amigo en España para mucha gente”, dice Stephen Ritson, uno de los 20 periodistas y colaboradores de la emisora. Nació en Liverpool y reside a mitad de camino entre la localidad alicantina de Altea (22.290 habitantes) y Colonia, en Alemania. Licenciado en Filología Española por la Universidad de Oxford que ha trabajado para el Daily Mail, Canal Plus o la Fundación FAES. Presenta el espacio Europe Today trasladando la información internacional a la población anglófona de España. Desde el Brexit y la política de Trump a las relaciones con China o el coronavirus. También el aislamiento obligatorio. “Todos los británicos se sienten aquí más seguros que allí; es una sensación de la población extranjera en general”, subraya el periodista, que critica los mensajes confusos de la administración de Boris Johnson. “Un dicho británico lo resume bien: no distinguen su codo de su culo”, añade quien recibe cada día centenares de mensajes en directo en su programa vía Whatsapp. “La participación de los oyentes es esencial y muy activa: la vocación de servicio público y un lenguaje de corte más informal son claves para esa cercanía”, afirma.

“Es una idea ridícula”

La conversación en la redacción se llena de ejemplos de negocios turísticos que, tras sobrevivir al confinamiento, tenían puestas sus esperanzas en un agosto con acento británico. La ausencia de este turismo remata las nefastas cifras turísticas de todo el país y que, en Málaga, donde se asienta la sede de Talk Radio Europe, no tienen precedentes. Según el Instituto Nacional de Estadística, el número de viajeros en tierras malagueñas ha bajado de nueve a dos millones y el número de hoteles abiertos (144 frente a 567) y 15.000 puestos de trabajo menos. En toda España, el turismo ha llegado al verano con 1,2 millones de empleos menos que hace un año.

Hanna Murray y Selina Mackenzie pertenecen a la redacción de Estepona. Murray presenta un matinal de actualidad y MacKenzie un magazín que incluye entrevistas, concursos y música. Tampoco entienden la cuarentena. “Es una idea ridícula. Estamos molestos y tristes”, dice MacKenzie, que esperaba la visita de su familia en verano, pero ahora han cancelado su viaje. Es lo que han hecho el 90% de turistas británicos que tenían previsto llegar a la Costa del Sol, según el Consejo de Turismo de Andalucía, cifra similar al resto de destinos preferidos por este colectivo. Según la firma TravelgateX, por cada reserva en del Reino Unido en España se producen 160 cancelaciones. “No pueden venir y luego quedarse dos semanas en casa. Sus empresas no les pueden dar ese tiempo extra de vacaciones”, subraya MacKenzie. Su compañera añade que “la Costa del Sol y España entera, salvo excepciones, son más seguras que Reino Unido, el virus aquí está contenido”. La cuarentena va a dejar sin tinto de verano a los británicos y sin empleo a los españoles”, sentencia Giles Brown.

Leave a Reply