Neurona, una consultora bajo sospecha

Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, fundadores de Podemos, en una imagen de archivo.
Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, fundadores de Podemos, en una imagen de archivo.Sergio Pérez

Las sospechas de la Fiscalía del Tribunal de Cuentas tienen un nombre propio que lleva meses persiguiendo a Podemos: Neurona Consulting. La formación fichó para las elecciones de 2019 a esta empresa consultora mexicana, vinculada a la izquierda latinoamericana y para la que había trabajado uno de sus fundadores, Juan Carlos Monedero. Según afirma el partido en un escrito enviado al órgano fiscalizador, esta empresa se ocupó de marcar “líneas de campaña”, del análisis de los candidatos, de coordinación de equipos y de la producción de material para “potenciar el programa electoral y solicitar el voto”. Una versión que contrasta con la del antiguo abogado de Podemos José Manuel Calvente, que relató a un juez de Madrid que esos trabajos eran simple “humo” y que detrás, según le había contado el exgerente, se escondía incluso el intento de realizar pagos en el extranjero a personas que en su día dieron dinero al partido para su creación.

Tras escucharlo, el magistrado imputó a Elías Castejón, un abogado sevillano que figuraba en el registro mercantil como primer administrador de Neurona Comunidad S. L. Esta empresa es la que consta en el contrato de Podemos. Fue constituida en marzo de 2019, un mes antes del 28-A, en el municipio hispalense de Carmona tras depositar un capital de 3.000 euros y declarar su objeto social: “La adquisición, tenencia, disfrute, administración y enajenación de valores mobiliarios y de cualquier tipo de títulos y activos financieros, pudiendo, en general, realizar toda clase de actividades de inversión mobiliaria”. Detrás de ella se encontraban dos socios: los mexicanos César Hernández Paredes y Andrea Edlin López Hernández, según ha indicado el propio Castejón, que añade que él cesó en sus funciones el pasado enero, tal y como recoge desde abril el Boletín Oficial del Registro Mercantil.

Hernández Paredes es, precisamente, una de las personas que encabeza Neurona Consulting en el país norteamericano. Según publicó el diario mexicano Milenio, la consultora trabajó allí en 2015 para varias fuerzas de izquierdas, como Morena y PRD. Antes de eso había pasado por Bolivia, donde la Fiscalía la investiga desde el año pasado por presuntos “contratos irregulares” que el Gobierno de Evo Morales firmó con ella y que habrían causado “un daño al Estado de, al menos, 12 millones de bolivianos” (1,5 millones de euros, al cambio actual), según ha denunciado el actual Ejecutivo del país andino.

Monedero, al que Calvente señaló como intermediario y al que acusa de cobrar una comisión, asegura que a Neurona la atacan “por ser una consultora de izquierdas”. Niega, además, las acusaciones y dice que no tuvo nada que ver con ella para el 28-A.

Leave a Reply