Sergio Rico: “Preparar una final encerrados es cargante para la mente”

La lesión de Keylor Navas en los últimos minutos del encuentro de cuartos de final entre el Paris Saint Germain y el Atalanta (2-1) le otorgaron la titularidad a Sergio Rico (Sevilla, 26 años) en las semifinales ante el Leipzig con solo cinco partidos disputados esta temporada. Para la final de mañana frente al Bayern de Múnich, si el meta costarricense no logra recuperarse de las dolencias en los isquiotibiales, de nuevo recaerá sobre sus hombros la responsabilidad de jugar un “un partido inolvidable” y de defender la portería de un club que se ha gastado en nueve años cerca de mil millones de euros en fichajes con el objetivo de ganar la Copa de Europa. “Acabamos de comer, estamos muy bien en este hotel, lo único que, por seguridad, no podemos salir. Esto parece una prisión”, relata por teléfono desde el lujoso hotel Myriad, que hunde sus cimientos en la misma orilla del estuario del Tajo. Desde allí, recuerda por qué se hizo portero —”por mi hermano mayor, que también lo era”— y la contribución de Palop a su carrera: “Me ayudó mucho cuando subí al primer equipo del Sevilla”. Internacional en una ocasión y tercer portero en la Euro 2016, el club hispalense le cedió al PSG. Con su futuro en el aire, Rico, si juega, tendrá que medirse al intenso bombardeo del Bayern.

Pregunta. Ha disputado una semifinal de la Champions y tiene posibilidades de jugar la final si Keylor Navas no se recupera.

Respuesta.El fútbol da muchas vueltas. Después de una temporada con pocos minutos me ha llegado esta oportunidad; por desgracia, por la lesión de un compañero.

P. Su competidor está haciendo todo lo posible por estar listo para mañana.

R. En su lugar yo haría lo mismo: intentaría hacer todo lo que está en mi mano por jugar un partido inolvidable.

P. ¿Cómo se ha mentalizado para afrontar dos partidos en los que nadie contaba con usted?

R. Es difícil, hay que estar muy concentrado. Hay que pensar que estás preparado, que has trabajado todo el año y que en cada entrenamiento lo has dejado todo para ayudar al equipo. Luego es importante que confíen en ti. Tanto los compañeros como el cuerpo técnico y el club me han respaldado. Antes de la semifinal he sentido ese calor necesario y ahora también.

P. ¿La soledad del portero invita a mucha introspección en momentos tan exigentes?

R. Depende mucho de las personas, cada uno tiene su carácter y su forma de ser. Si es verdad que en la posición en la que jugamos pasamos mucho tiempo en solitario, eso te lleva a veces a la soledad y a encerrarte en ti mismo. Yo busco un equilibrio, no estar todo el día solo comiéndome la cabeza. En determinados momentos estás pensando en el partido, en las situaciones que se pueden dar, pero después me gusta compartir con los compañeros, distraer la mente y añadir momentos de gracias y de risas que te ayudan a despejarte para cuando vuelves a estar en esa soledad.

P. Llevaban seis meses sin apenas competir y se han plantado en la final.

R. Ha sido complicado. Se dio por finalizada la liga francesa y nos proclamaron campeones, pero había mucho tiempo sin competir hasta que llegara la Champions. Lo hemos afrontado con mucho valor, muchas ganas y profesionalidad. Todos hemos llegado en nuestro peso y en buena forma física. Se trataba de hacer todo lo posible para mantener nuestro cuerpo preparado para un torneo del máximo nivel como este. Estamos en la final y todo ese esfuerzo que hicimos en nuestras casas ha merecido la pena.

P. ¿Han disputado muchos partidos con <CF1001>sparrings</CF>?

R. No ha sido excesivo, ha sido algo normal. Realmente te das cuenta de la calidad de los jugadores que tenemos, y la competitividad sana que hemos puesto en los entrenamientos es lo que nos ha ayudado a estar en la situación que estamos.

P. ¿Es duro preparar una final en una burbuja como en la que están metidos?

R. Sí, sobre todo sin poder salir del hotel por el coronavirus. Es una experiencia que nos ayuda a convivir como equipo y como una especie de familia, pero el estar encerrado en un mismo edificio tantos días es cargante para la mente.

P. El protocolo del Atlético en su hotel prohibía a los jugadores estar en habitaciones que no fueran las suyas, ¿ustedes pueden hacerlo?

R. Nosotros no hemos tenido positivos y tenemos un poco más de libertad, pero siempre teniendo que estar con la seguridad de tener la mascarilla puesta y sin acumular mucha gente en la misma habitación al ser un espacio cerrado y pequeño.

P. Su entrenador [Thomas Tuchel] ha dicho que el grupo que han formado gracias a usted, Keylor Navas, Sarabia y Ander Herrera es lo que ha permitido a Neymar dar el nivel que está ofreciendo.

R. Pero no solo a Neymar. Hemos creado una pequeña familia, disfrutamos del tiempo juntos después de los entrenamientos. Nuestras familias se llevan bien y esto es bonito personal y profesionalmente. Yo ya coincidí con Sarabia en el Sevilla y compartíamos habitación. Esto nos ha ayudado a integrarnos con el grupo, donde también hay muchos hispanoparlantes. A Bernat, por ejemplo, le veo muy bien. Juega contra su exequipo y se le ve motivado, pero muy tranquilo a la vez. Es un gran lateral.

P. Desde que se reanudó esta Champions, está habiendo muchos errores de porteros y de los defensas por la presión adelantada. El Bayern machacó al Barcelona con esa estrategia. ¿A usted que le pide Tuchel con el juego de pies?

R. Hay que seguir el plan y la idea que llevamos a cabo desde el principio de temporada con confianza en uno mismo y en los compañeros. Hay que tener un equilibrio, depende de la situación partido, hay que tener cabeza, no ser tampoco un kamikaze o no siempre pegar el balón largo. Hay que saber leer los partidos y a los rivales.

P. El Bayern juega con la defensa adelantada y Neymar y Mbappé pueden hacerles mucho daño, incluso con un pase largo suyo.

R. Bueno… Ya comentaremos sobre el rival, tenemos que trazar un plan efectivo.

P. Enfrente tendrá a Neuer.

R. Es un gran portero, puede ser un duelo muy bonito.

Leave a Reply