Hacinados en Mathare

MÁS INFORMACIÓN

Medio millón de personas viven en este asentamiento informal en Nairobi, uno de los más grandes de la capital de Kenia, y uno de los más poblados del mundo. Las infraestructuras higiénicas y de espacio en las viviendas precarias no son las más idóneas en ningún caso y mucho menos para estar confinados como medida para prevenir la covid-19. Las condiciones de vida ya son de por sí paupérrimas y carecen de todo lo elemental y necesario para una vida minimamente digna. El coronavirus ha venido a complicar todo aún mas, sin que existan datos siquiera comprobados de población afectada. Además, los problemas de salud habituales, los accidentes domésticos y la carencia de agua y saneamiento se están convirtiendo en problemas aún más graves de lo habitual, sobre todo, para los niños. En este reportaje, los informadores locales en los suburbios del equipo de African Slum Journal cuentan la historia de una familia y le ponen rostro a esta realidad durísima que evidencia cómo la pandemia no afecta a todos por igual.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Leave a Reply