Carrera para controlar el incendio de La Palma ante el incremento de temperaturas

El aumento de temperaturas previsto a partir del martes constituye la principal preocupación de los responsables de la extinción del incendio desatado en la tarde del viernes en La Palma. El presidente del Cabildo de la isla, Mariano Hernández, ha afirmado este lunes que prosigue la buena evolución del fuego con una última noche “tranquila” en el control del perímetro salvo “algún susto” por la entrada de viento por el noreste. El presidente palmero ha afirmado que se sigue refrescando la zona y los técnicos insulares comprueban sobre el terreno la situación. Así, ha destacado que el trabajo “ha sido intenso” durante la noche y a lo largo de la jornada comenzará la retirada de los medios terrestres.

El incendio sigue estabilizado y en nivel 2, con un perímetro de entre 16 y 17 kilómetros y ocupando una superficie que ronda las 1.200 hectáreas. Asimismo, el terreno quemado se estima en 800 hectáreas de pino canario, pastizal, matorral y algunos cultivos de viñedo, además de alguna vivienda, donde ha explotado alguna bombona por el fuego. El director de extinción del Servicio de Medio Ambiente de la corporación insular, Francisco Prieto, ha apuntado que el perímetro está estabilizado totalmente “con algunos puntos calientes”, con la amenaza del viento fuerte que hay en la zona de Hoya Grande, y los trabajos se centran en las labores de refresco en ese lugar, la LP-1 y Lomo de Las Palomas y la consolidación de líneas abriendo las zonas del perímetro con motosierras.

Leave a Reply