El Málaga anuncia un despido colectivo para gran parte de la plantilla del primer equipo

El Málaga CF ha anunciado este lunes la apertura de un procedimiento de despido colectivo que “afectará directamente a la plantilla del primer equipo masculino”, una nueva medida con la que intentará paliar la “complicada situación financiera en la que continúa inmerso el club andaluz”. ”El club se ha visto forzado a tomar decisiones difíciles en los últimos meses. En esta ocasión, la reestructuración afectará directamente a la plantilla del primer equipo masculino. Esta nueva reestructuración se une al plan económico que busca sacar al club blanquiazul de la complicada situación financiera en la que continúa inmerso a pesar de los recienteses fuerzos”, ha anunciado la entidad en un comunicado.

El club ha subrayado que se ve “obligado a dar este paso por el bien de la entidad” y ha mostrado su deseo de que “abonados y aficionados malaguistas entiendan y apoyen este nuevo esfuerzo cuyo único objetivo es crear una estructura asumible y competitiva con la que devolver al Málaga Club de Fútbol la ilusión perdida”. Según fuentes del club, serán 11 jugadores con contrato profesional los afectados por este procedimiento de despido, entre ellos el meta marroquí Munir Mohand, los defensas Luis Hernández, David Lombán y Juan Carlos Pérez, conocido como Juankar, los centrocampistas Dani Pacheco, Juanpi Añor y Adrián González o el delantero uruguayo Diego Rolan. La entidad blanquiazul ofreció hace unos días dos opciones a los jugadores con contratos altos de su plantilla: una reducción que se dejase su sueldo en menos de 200.000 anuales o la carta de libertad, pero por el momento no ha habido acuerdos.

El equipo, que quedó en la 14ª posición en Segunda con dos puntos sobre el descenso, anunció el pasado mayo un expediente de regulación de empleo (ERE) para sus trabajadores con la intención de ahorrar algo más de un millón de euros. El plan afectaba entonces a miembros del área técnica, pero no a futbolistas del primer equipo. Se trataba de la medida más dura –hasta hoy– que José María Muñoz, administrador judicial del club andaluz, había tomado desde la intervención del club andaluz el pasado febrero.

El día 20 de ese mes, la jueza María Ángeles Ruiz González apartó de la gestión de la entidad al jeque Abdullah Al Thani y a sus hijos Nasser, Nayef y Rakan, miembros del consejo de administración. La decisión se tomó después de analizar la querella interpuesta por la Asociación de Pequeños Accionistas (APA) –poseen algo más del 2% de las acciones del club– por presunto delito de administración desleal y administración indebida, y la documentación presentada tanto por dicha entidad como por la Policía Nacional, que había procedido al registro de las oficinas del club.

El jeque Al Thani llegó al Málaga CF en 2010 y los éxitos se notaron pronto hasta alcanzar la participación del equipo en la Liga de Campeones. Entonces comenzó un declive hasta que en 2018 el club bajó a Segunda. La afición se ha manifestado en diversas ocasiones en su contra por los cambios de rumbo que la familia catarí muestra en la gestión. Le acusan, entre otras cuestiones, de dirigir a golpe de tuit ya que el jeque se encuentra habitualmente en Catar y sus visitas a Málaga son la excepción. En la grada, los cánticos de “Al Thani vete ya” son constantes en cada partido en La Rosaleda. El Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía también han intentado mediar para exigir que el mandatario presente un plan de viabilidad para el club.

Leave a Reply