Ant Group ultima la que puede ser la mayor salida a Bolsa de la historia

Dos jóvenes pasan junto al logo de Ant Financial, del grupo Alibaba.
Dos jóvenes pasan junto al logo de Ant Financial, del grupo Alibaba.Getty Images

Ant Group ultima los detalles de su inminente salida a Bolsa, que podría suponer la mayor de la historia. Sus representantes han entregado hoy los documentos requeridos para saltar al parqué de Hong Kong y Shanghái. Ant es filial del gigante tecnológico Alibaba, la séptima empresa del mundo por capitalización bursátil y está especializada en pagos electrónicos y productos financieros.

El sector de pagos electrónicos se ha desarrollado a toda velocidad en China. El volumen de transacciones alcanzó en 2018 los 227.400 billones de yuanes (29.542 billones de euros) según datos del Banco Popular de China, una cifra 28 veces superior a la de cinco años atrás. La institución prepara para este mismo año la que será la primera divisa nacional digital. La app de Ant, Alipay, ha sido uno de los actores claves en ese proceso; junto a su gran rival, WeChat, propiedad de Tencent.

Alipay nació en 2004 como una herramienta para facilitar la confianza mutua entre los consumidores y los vendedores de Taobao, la plataforma de comercio electrónico de Alibaba. Desde entonces, su crecimiento ha sido imparable: la app tiene más de 900 millones de usuarios en China y los códigos QR con los que se realizan los pagos ya pueden verse en comercios de todo el mundo.

Una vez que se popularizó el uso de Alipay para pagar por productos de consumo y acumular ahorros, esto abrió la puerta a que Ant comenzara a ofrecer a sus usuarios productos financieros como préstamos, inversiones y seguros, todos ellos personalizados al detalle, gracias a la información acumulada sobre el comportamiento del usuario tras miles de transacciones.

Los ingresos de este negocio ascendieron a 72.500 millones de yuanes (8.900 millones de euros) en la primera mitad del año, un aumento de casi el 40% en comparación con el mismo período de 2019. A diferencia de muchas otras empresas tecnológicas, Ant no solo no registra pérdidas, sino que sus márgenes de beneficios son enormemente amplios: el año pasado cosechó beneficios por valor de 2.100 millones de euros. En la primera mitad de este año ya son 2.700, según las cifras presentadas hoy.

Se espera que su salida a Bolsa marque cotas sin precedentes. Ya en una ronda de financiación llevada a cabo hace dos años su negocio fue tasado en 126.000 millones de euros, lo que hizo de ella una de las empresas privadas más valiosas del mundo. Estas operaciones supondrán la tercera y cuarta oferta pública de venta para Alibaba, cuyo debut en Nueva York en 2014 fue un enorme éxito –la mayor de la historia entonces–, maniobra repetida a finales el año pasado en Hong Kong. En esta ocasión la directiva ha optado por dar la espalda a Estados Unidos en favor de los índices nacionales, una prueba más de cómo los mercados financieros se protegen ante el progresivo deterioro de las relaciones entre las dos superpotencias.

Leave a Reply