Detenidos varios residentes del CETI de Melilla en una intervención policial tras una protesta

Una protesta organizada por residentes en el interior del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla ha terminado convirtiéndose en una trifulca en la que han intervenido Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local con material antidisturbios. Al menos 26 personas han sido detenidas, según ha confirmado la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma, que ha destacado que varios agentes han resultado heridos. Entre los residentes del centro también ha habido heridos, según testigos.

El suceso se ha iniciado esta mañana, después de una segunda manifestación en la que han participado unos 200 residentes a las puertas del CETI que pedían la salida del centro, donde conviven 1.375 personas en unas instalaciones preparadas para acoger a 782. Poco después del mediodía, la Delegación del Gobierno informaba de la detención de 10 personas tras un despliegue policial en el que los agentes han utilizado balas de fogueo.

Según han publicado medios locales, varios vigilantes de seguridad que trabajan en el interior del recinto se habían visto obligados a resguardarse ante el lanzamiento de objetos como piedras o palos al intentar rebajar la escalada de la protesta.

Este es el segundo día consecutivo de protestas en el CETI. El martes, un grupo de residentes se concentró a las puertas del centro, de carácter temporal y gestionado por la Secretaría de Estado de Migraciones, para protestar contra el bloqueo de los traslados por parte del Ministerio de Interior, que debe autorizar los traslados de migrantes y solicitantes de asilo a recursos apropiados del sistema de acogida en la Península.

Desde que se decretase el estado de alarma el pasado 14 de mayo, solo se han realizado dos traslados que apenas han aliviado la presión dentro de las instalaciones. La saturación del centro, a casi el doble de su capacidad, ha obligado al Gobierno de la ciudad autónoma a acoger a migrantes y solicitantes de asilo que han ido entrando en la ciudad en los últimos meses junto a marroquíes atrapados en Melilla por el cierre fronterizo con Marruecos en la Plaza de Toros, donde se han habilitado camastros entre los toriles y pasillos en los que duermen unas 450 personas.

El pasado viernes, el Ejecutivo local solicitó el confinamiento de los residentes en el CETI tras detectarse dos positivos. Pese a que este martes una juez tumbó la orden de confinamiento, la Consejería de Economía y Políticas Sociales, con competencia de Salud Pública, ha vuelto a solicitar el cierre del centro para evitar la propagación de la covid-19.

Leave a Reply