Kevin Mayer abandona la direción de TikTok tres meses después de acceder al puesto

Kevin Mayer, CEO de TikTok, en una imagen de archivo.
Kevin Mayer, CEO de TikTok, en una imagen de archivo. AFP

“Entiendo que la función por la que firmé, incluida la ejecución de TikTok a nivel mundial, será muy diferente como resultado de la acción de la Administración estadounidense de promover la venta del negocio estadounidense”. Así ha explicado este miércoles Kevin Mayer su decisión de abandonar el puesto de primer ejecutivo a nivel mundial de TikTok, un cargo para el que fue nombrado el pasado 18 de mayo. “En este contexto, y como esperamos llegar a una resolución muy pronto, quiero hacerles saber con gran pesar que he decidido dejar la empresa”, escribió. TikTok, por su parte, admitió reconocer en un comunicado “que la dinámica política de los últimos meses ha cambiado significativamente el margen de actuación” de Mayer en el futuro. “Respetamos plenamente su decisión”.

La salida del ejecutivo se produce en un momento de tensión entre Washington y Pekín, en la que la propia TikTok está representando un papel protagonista. La red social ha presentado esta semana una demanda contra el Gobierno de Estados Unidos por la presión que ejerce contra la plataforma, a la que acusa de espiar a sus usuarios. El pasado 6 de agosto, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva en la que daba un plazo de 45 días a los estadounidenses para dejar de hacer negocios con la empresa matriz de TikTok, la china ByteDance. Además, Trump anunció que daba 90 días a ByteDance para finalizar sus operaciones en Estados Unidos y deshacerse de los datos recabados.

El fichaje de Mayer por Bytedance supuso una noticia de calado en el sector empresarial estadounidense. No en vano, el movimiento dejaba a Disney sin uno de sus principales estrategas de la expansión de los últimos 15 años. Mayer estaba hasta este año en las quinielas para suceder a Bob Iger al frente del estudio más grande de Hollywood. Ambos han sido responsables de la expansión de Disney en los últimos 15 años a través de las adquisiciones de Marvel, Pixar, Lucasfilm y Fox. El año pasado se puso al frente del proyecto de competir directamente en el mercado de streaming a través de una aplicación propia de Disney con la que maximizar el enorme archivo del que dispone y crear nuevos productos específicos para la era dorada de la televisión. El resultado fue Disney+, superó las expectativas de abonados desde el principio.

“Estaba contento con mi trabajo en Disney”, aseguró Mayer a The New York Times tras el anuncio de su fichaje. “Pero la dimensión de esta oportunidad era algo que no podía dejar pasar”. En su opinión, los juegos y la música constituyen dos de las principales posibilidades de expansión en su nuevo puesto.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Leave a Reply