La ACB y la Federación Española firman la paz para estabilizar el baloncesto en tiempos de crisis

La ACB y la Federación Española anunciaron este jueves la restitución del ecosistema del baloncesto nacional tras meses de litigio por los ascensos y descensos entre competiciones. La nueva normalidad sellada por los dos organismos llega después de que la ACB asuma el ascenso del Gipuzkoa Basket, y la consiguiente liga de 19 equipos en la temporada 2020-2021; y la FEB, por su parte, haya renunciado a uno de los dos ascensos desde la LEB Oro previstos en este próximo curso, para que en la 2021-2022 la Liga Endesa recupere la composición habitual de 18 clubes previa a la pandemia. “La ACB y la FEB alcanzan un acuerdo para estabilizar el baloncesto”, rezaba el comunicado conjunto de un documento que establece “los diferentes escenarios deportivos que la pandemia podría provocar y fija un escenario de seguridad deportiva y jurídica para los clubes españoles, lo que creará un horizonte de estabilidad y crecimiento para el baloncesto español”, según explica el texto.

“Este acuerdo es muy importante en una coyuntura tan difícil como la provocada por la situación sanitaria. La voluntad de nuestros clubes, que la Federación comparte, es darle estabilidad a nuestro baloncesto a medio y largo plazo. Somos la competición y el país referencia en baloncesto en Europa y debemos elevarnos para alcanzar acuerdos, entendiendo lo excepcional de la situación. Por ello, quiero agradecer a la Federación y en especial a su presidente el esfuerzo por hacer posible este acuerdo que ayudará a que nuestro baloncesto sea cada vez más fuerte”, señaló Antonio Martín, presidente de la ACB. “El texto atiende a las necesidades de todos. Esta solución es mejor que la judicialización de la competición. Las aportaciones del Plan Integral de apoyo a la LEB Oro que creamos van a servir para que tanto la liga como sus equipos salgan más fuertes del escenario de crisis que la pandemia ha provocado. El acuerdo nos permitirá ser estables y seguir creciendo en el futuro”, añadió Jorge Garbajosa, presidente de la FEB.

La ACB se resiste a admitir al Gipuzkoa Basket como nuevo socio y solo lo asume de manera implícita en el comunicado del acuerdo. “Excepcionalmente y sólo en el supuesto de que la ACB tenga 19 equipos [este curso], en la temporada 2020/21 se produciría un único ascenso desde LEB Oro a la ACB”, apunta el texto. En la Asamblea de la ACB de hace un mes 17 de sus 18 clubes se negaron a dar cabida al conjunto vasco alegando defectos en los requisitos y la auditoría presentada por este. Pero el Gipuzkoa recurrió el caso ante un juzgado de Barcelona que el 31 de julio dictó un auto en el que imponía a la ACB la obligación de inscribir al club vasco de modo inmediato. Después de la mediación inane del Consejo Superior de Deportes, la ACB reaccionó aceptando invitar a los gipuzkoanos “en cumplimiento a lo dispuesto en el auto dictado por el Juzgado de Primera Instancia número 38 de Barcelona”, añadiendo el asterisco de “sin perjuicio del derecho que asiste a la Asociación a oponerse a las medidas cautelares”.

Para compensar a los clubes de LEB oro del posible perjuicio derivado de la situación de fuerza mayor generada por la situación actual, ambas partes se comprometen a aprobar antes del comienzo de la temporada de la LEB oro un ‘Plan Integral’ que “determine el alcance de la colaboración de la ACB con los clubs de esta liga en relación con los protocolos de prevención de la Covid-19 y profesionalización de los patrocinios, financiación, marketing y comunicación digital. Dentro de este plan de impulso de la LEB Oro, la ACB realizará una aportación económica valorada en 500.000 euros. A esta cantidad la FEB le añadirá una aportación a los clubes de otros 500.000 euros destinada a paliar los efectos de la pandemia, así como para garantizar la retransmisión de todos los partidos de la competición en la plataforma que determine la FEB. El global de estas ayudas, por tanto, ascenderá a un millón de euros, que será distribuido de forma homogénea entre los clubes inscritos en la LEB Oro para la temporada 2020/21, e ingresado a sus beneficiarios antes del fin de este año 2020”, desarrolla el texto del acuerdo. Además, el documento sienta las bases para la renovación del Convenio de Coordinación entre la FEB y la ACB y fija el próximo 31 de diciembre como fecha para su firma.

Leave a Reply