La difícil tarea de cuadrar los números sin Messi

Una señora mira una camiseta de Leo Messi en una tienda cercana a las instalaciones del Camp Nou.
Una señora mira una camiseta de Leo Messi en una tienda cercana a las instalaciones del Camp Nou.Quique Garcia / EFE

La última Champions League que ganó el Manchester United fue en 2008. Entonces, Cristiano Ronaldo todavía estaba en el equipo de sir Alex Ferguson. Un año después, volvió a jugar la final de la Liga de Campeones, y según la revista Forbes, el United fue el club más valioso del mundo: 1.800 millones de euros. Su valor se incrementó años tras año a pesar de que los resultados deportivos saltaban de fiasco en fiasco. En 2019, su valor sufrió una caída del 8%: pasó de 4.100 a 3.800. “De la misma manera que las marcas no se construyen de un día para otro, tampoco se destruyen si un jugador abandona un club”, explica un experto en marketing deportivo.

Un año después del traspaso de Cristiano a la Juve, el Madrid se convirtió en 2019 en la entidad con más valor: 4.239 millones. “La única referencia que hay respecto de como pueda afectar la salida de un jugador es la de Cristiano del Madrid. Y no le afectó mucho. Sí, en cambio, potenció mucho a la Juve. No sabemos cómo responderá el mercado a que se rompa la alianza entre Messi y el Barça”, intervienen las mismas fuentes.

El Barcelona, según Forbes, se colocó en segundo lugar con un valor de 4.021 millones, el tercero era el United, que la última Premier la conquistó en 2013. “Un club de fútbol tiene básicamente seis fuentes de ingresos”, explica Carlos Cantó, CEO de SPSG Consulting. “Socios y abonados, ticketing, media, ingresos comerciales, traspasos y otros. No creo que sea posible hacer un análisis de cuánto puede afectarle al Barça que Messi deje el club. Habrá un efecto deportivo y otro en el business. En lo deportivo será más evidente, en los otros será más difícil de cuantificar”. El Barcelona tenía previsto ingresar 1.047 millones en la temporada 2019-2020, la crisis por la covid-19, mermó esa estimación en unos 200 millones, mientras que las pérdidas del club podrían ser inferiores a los 100 millones.

“Que Messi ya no esté en el Barcelona no afectará en el número de socios, pero sí en el ticketing. El Barça es una de las grandes atracciones turísticas de Cataluña e influiría que juegue o no juegue un jugador como Messi, como también en la venta de camisetas. Y no es lo mismo negociar un patrocinador con Leo en el equipo que sin él”, explica Carlos Cantó.

Aunque todavía no tienen cerrado el presupuesto para la campaña 2020-21, se calculaba que la disminución de ingresos sería de unos 200 millones. Una cantidad valorada sin tener en cuenta la posible salida del 10. Los contratos con Rakuten y de Beko, que aportan 55 y 19 millones respectivamente, expiran a final de 2021. El contrato con Nike es por 105 millones fijos (puede llegar a 155 con variables) y finaliza en 2026.

El Barça, eso sí, tendrá un respiro en la masa salarial. El argentino consume cerca de un 25% del total: 100 millones de 392. Bartomeu quería prescindir de Luis Suárez, Rakitic y Arturo Vidal justamente para aminorar gastos.

Leave a Reply