Los Bucks boicotean el quinto partido de la serie ante los Magic en protesta contra la violencia policial

Mientras revoloteaba en el ambiente la posibilidad de boicot de Raptors y Celtics para el comienzo de la serie de segunda ronda, los Milwauke Bucks sorprendieron a todo el mundo, NBA incluida, y no aparecieron este miércoles por las pistas de la burbuja de Orlando a la hora en la que debían disputar el quinto partido de la primera ronda de playoffs ante los Orlando Magic. La indignación ha vuelto a Estados Unidos después de que el pasado domingo un hombre negro de 29 años, Jacob Blake, recibiera varios disparos por la espalda de un agente en las calles de la ciudad de Kenosha (Wisconsin) y la mejor liga de baloncesto del mundo, como viene siendo habitual, no ha sido ajena a estas circunstancias y ha tomado partido de la forma más icónica posible.

Los jugadores de los Bucks no están solos. La decisión cuenta con el apoyo de la directiva de la franquicia, como aclaró minutos después de la suspensión del choque su vicepresidente Alexander Lasry: “Algunas cosas son más grandes que el baloncesto. La postura adquirida hoy por los jugadores y la organización demuestra que estamos hartos. Ya está bien. Necesitamos cambios. Estoy muy orgulloso de mis jugadores y los apoyaremos al 100% para ayudar y conseguir un cambio real”.

El pasado lunes, Mike Budenholzer, técnico de la franquicia, ya resaltó antes del cuarto partido, que finalmente los Bucks si disputaron y ganaron, que los hechos acontecidos tenían mucho mayor trascendencia que cualquier partido: “Blake estará en la mente de jugadores, técnicos y directivos durante el partido de hoy. Tenemos un partido muy importante para nosotros pero lo sucedido es mucho más importante que cualquier partido o entrenamiento en Orlando”, aseguró.

Leave a Reply