Resurgir de las cenizas

LOS INCENDIOS FORESTALES arrasaron en España más de 83.900 hectáreas en 2019, el equivalente a 167.000 campos de fútbol. De esa realidad que se repite año tras año nació en 2018 Ashes to Life, una pequeña empresa de jabones sostenibles y elaborados con ceniza que ahora incluye las nuevas jaboneras Anaho de la imagen. Creadas a partir de la quema de residuos procedentes de la poda controlada y limpieza de montes, mezclan esas cenizas con resina acrílica mineral, consiguiendo un producto totalmente ecológico. Fabricadas pieza a pieza por un artesano de Málaga —de ahí las pequeñas irregularidades de su superficie—, el diseño se inspira en una pirámide, cuyos relieves permiten que el aire circule alrededor del jabón, manteniéndolo seco. “Además, la figura geométrica simboliza el poder de la vida sobre la muerte, que es la esencia de nuestra empresa: devolver las cenizas a la vida”, explica Alejandro de Antonio, cofundador del proyecto. Las jaboneras tienen un acabado mate, están disponibles en gris ceniza y gris mineral y su precio es de 22,95 euros. De Antonio cuenta que destinan el 10% de sus beneficios a investigar cómo recoger directamente la ceniza de los bosques quemados sin dañar el entorno. “Para elaborar nuestros productos con ellas y destinar los beneficios a la restauración de los lugares concretos de los que procedan”.

Leave a Reply