La Guardia Civil detiene a un vecino de Monesterio por la desaparición de Manuela Chavero en 2016

Dos imágenes de Manuela Chavero.
Dos imágenes de Manuela Chavero.

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil llevaban semanas siguiendo los movimientos de un vecino de Monesterio (4.200 habitantes, Badajoz) que finalmente ha sido detenido por la desaparición de Manuela Chavero, una mujer de 42 años y madre de dos niños pequeños, que fue vista por última vez la noche del 4 de julio de 2016. El arrestado tiene 30 años y vive a tan solo tres casas de donde residía la mujer. Fuentes próximas a la investigacion aseguran que el arrestado habría confesado anoche que “la enterró” y que su muerte “fue un accidente”.

Chavero desapareció hace cuatro años sin dejar rastro y dejando la televisíón y las luces de su casa encendidas, como si hubiese salido a tirar la basura por la noche. Nunca regresó. Aquel mes de verano, sus hijos, de 12 y seis años, se encontraban de vacaciones con el padre, de quien se había separado. La última persona que la vio con vida fue una amiga con la que había quedado aquella misma noche.

Pese a que el caso coincidió en el tiempo con la desaparición de Diana Quer, los agentes de la Guardia Civil, tanto los de la comandancia de Badajoz como los de la UCO, nunca han dejado de buscar pistas y posibles implicados en la desaparición de Chavero. De hecho, hace apenas unas semanas, regresaban al pueblo “para revisar algunos cabos sueltos”. Y las pesquisas parecen haber dado resultado, señalan fuentes próximas a la investigación .

Fuentes próximas al caso apuntan a que habría sido una carta recibida por la hermana de Chavero, que lleva todos estos años pidiendo que no se abandone la búsqueda y que se mantenga la investigación abierta, lo que habría puesto el foco sobre este vecino.

Leave a Reply