Astro Poets: cuando la astrología se convierte en poesía

Dos poetas se conocen una noche de 2010 en una casa en el barrio de Brooklyn, en Nueva York. Ambos han publicado poemarios, su trabajo aparece en las páginas de The New Yorker y The Paris Review. Pero aquella noche hablaron de las estrellas. Él es Sagitario, ella es Aries. Según la astrología, estaban llamados a “una conexión inmediata”. De ese encuentro regado de champán barato y confidencias zodiacales surgió una conexión cósmica, aunque no inmediata. Alex Dimitrov y Dorothea Lasky tardaron seis años más en concretar su unión espiritual. Primero abrieron una cuenta en Twitter con el nombre Astro Poets -con el que si identifican desde entonces-. En menos de un lustro, más de medio millón de fieles (su legión es mayor que la de la exitosa astróloga Susan Miller) esperan cada domingo un prometedor consejo astral con tono de poema. El fenómeno viral se ha convertido ahora en un libro: Astro Poets: tu guía del Zodiaco (Suma).

Si el pintor Dalí tenía su propio juego de cartas, John Cage componía con tiradas de I Ching y los escritores Philip K. Dick o William Butler Yeats recurrían al tarot para su proceso creativo, Dimitrov y Lasky han ideado un manual de astrología que explica los signos del Zodiaco a través de personajes y momentos relevantes de la cultura pop. Que sepan los Piscis que nada les define mejor que Rihanna en el festival de Coachella en 2012 liándose un porro a hombros de su guardaespaldas con una camiseta con la palabra Peace (paz). La diligencia de los Virgo es la profesionalidad de Beyoncé cuando, en mitad de un concierto, un ventilador le engulle parte de su melena y ella sigue cantando sin inmutarse.

Alex Dimitrov y Dorothea Lasky.
Alex Dimitrov y Dorothea Lasky. Cortesía de la editorial

Los Aries se verán representados en Mariah Carey enfadadísima porque la nochevieja de 2016, en mitad de Times Square, el playback falló. O si la música pop no es lo suyo, pueden encontrar otro referente en Virginia Woolf, en concreto en su libro La casa encantada.

Los Géminis son Bob Dylan en una rueda de prensa en San Francisco en 1965. Un periodista le pregunta si, además de sus canciones, tiene otro mensaje para la gente. “Buena suerte”, contestó el artista. “Ese sarcasmo con un mensaje a medias sincero, a medias cortante. Tan propio de los Géminis”, según se lee en el libro.

Estos textos pop, narrados de forma coloquial, se acompañan de un poema, en la mayoría de los casos con una estructura de soneto. “El lenguaje está condicionado por el medio en el que escribimos, en Twitter la gente se comunica de una determinada manera”, explica Lasky en conversación por correo electrónico con Babelia. “La poesía se presta de forma natural a la astrología porque retiene el misterio de la vida”, opina la autora. “Pero no existe nada parecido a la verdad absoluta o al destino. La astrología lo sabe porque no trata sobre algo que se pueda medir, sino sobre las posibilidades. La poesía asume que nada es verdad”. Su compañero astrólogo, Alex Dimitrov, añade otro elemento a la relación entre la poesía y las estrellas: “Ambas tienen que ver con la magia”.

Escorpio (poema). Dorothea Lasky

Un acre de palmeras salvajes. ¿Derrumbadas por la lluvia?. No,

la lluvia solo cae. El viento crea cortinas de ímpetu invisible.

¿Quieres decir que los escombros inundaron todo el paisaje?

No, quiero decir que el mundo entero tenía muy clara.

Hacía preguntas. En voz baja. Entraba y salía de un modo

bastante metódico. Haciéndonos sangrar a todos.

Camisas suaves y gastadas dan paso a sábanas de lino suaves y gastadas que

dan paso a cuerpos desnudos suaves y sutiles. Que dan paso

¿a qué? Entrando y saliendo. Del inframundo. Plantaba brotes

con patatas. ¿O eran naranjas? ¿Las patatas? ¡Oh, mira que eres tonto!

Todo ese trigo amargo. Con el que hiciste la cena.

No, pero ¿qué pasa con las acuciantes prisas? ¿Qué pasa

con todo lo que prometiste a la luna? Oh, olvídalo todo. No lo harás,

pero. Oh, sigue adelante. Vive como quieras. Sin mí.

El tono de sus composiciones poéticas no dista del de sus referencias en prosa, de esta manera consiguen que no haya diferencias entre las descripciones zodiacales sustentadas en antiguas enseñanzas sobre el sistema solar, el anecdotario popular, la poesía, incluso las listas de canciones que incluyen al final de cada capítulo dedicado a un signo. Para rematar, recrean conversaciones de WhatsApp para ejemplificar la compatibilidad amorosa entre distintos signos del Zodiaco.

La fórmula, aunque aseguran que no es premeditada –“La poesía me eligió a mí, es una vocación”, dice Dimitrov-, les ha permitido acercarse a un público muy joven, entre 18 y 25 años, si se tiene en cuenta la media de edad del medio millar de personas que se reunieron en una lectura que hicieron en Nueva York antes de que la pandemia nos encerrara a todos en casa. Una audiencia muy diferente de la que pone la televisión a altas horas de la madrugada para consultar con sus astrólogos de cabecera. “Internet ha hecho más accesible la astrología”, coinciden ambos.

Entre sus seguidores están la cineasta Lena Dunham (creadora de la serie Girls) y las cantantes Lorde y Lizzo. “No estoy segura de que tengamos un público objetivo predeterminado. Me gustaría que nuestros seguidores fueran de todas las edades”, plantea Lasky al mismo tiempo que Dimitrov reconoce que “la gente joven parece estar muy interesada en lo que hacemos, y creo que es muy buena señal. Son gente muy lista”. Y, además, aseguran, “muy frikis”. “Creo que la rareza es una virtud y la dedicatoria de nuestro libro celebra a la gente que sigue su propio camino”, dice Lasky. “Son el único tipo de persona que merece la pena conocer”, remata Dimitrov.

‘Astro Poets: tu guía del Zodiaco’

Autores: Alex Dimitrov y Dorothea Lasky

Traducción: Simón Saito Navarro

Editorial: Suma

Formato: Tapa blanda o bolsillo. 360 páginas

Encuéntralo en tu librería

Leave a Reply