El ahorro se dispara en Europa y en España por la incertidumbre de la pandemia y el confinamiento

 Imagen de archivo de la atención a clientes en una oficina bancaria
Imagen de archivo de la atención a clientes en una oficina bancaria

Los europeos han hecho más de hormiga que de cigarra ante la compleja situación que está viviendo la sociedad por la pandemia. Según los datos agregados por el Banco Central Europeo (BCE), el ahorro de los hogares de la zona del euro ha alcanzado “niveles sin precedentes en respuesta a la covid-19” en el primer y segundo trimestre del año. Lo mismo ha sucedido en España, pese a la fama de ser un país derrochador, como afirman algunos dirigentes: hasta julio las familias tenían en depósitos a la vista 755.000 millones, un 13,5% más que un año antes.

Maarten Dossche y Stylianos Zlatanos han publicado este jueves un informe titulado “Covid-19 y el aumento del ahorro de los hogares: ¿por precaución o por obligación?”, en el que explican que este fuerte aumento del ahorro se debe a que las medidas de confinamiento para frenar la propagación del virus impidieron el consumo y obligaron a ahorrar.

Pero también la repentina propagación del virus ha creado incertidumbre sobre los ingresos en el futuro por la posibilidad de perder el empleo, por lo que muchas personas han ahorrado de forma preventiva. La tasa de desempleo esperada, que es muy superior al desempleo real en estos momentos, explica gran parte del aumento del ahorro de los hogares en el primer trimestre. Es decir, muchas personas tienen miedo a perder el empleo y por eso han ahorrado tanto en el primer semestre. De hecho publican un gráfico que refleja que la tasa de ahorro pasa del 12,5% antes de la pandemia al 17,5% en agosto de este año.

Imposible consumir sin salir de casa

Pero la mayor parte del ahorro en el segundo trimestre ha sido forzado por la imposibilidad de consumir muchos bienes y servicios debido a las medidas de confinamiento. El fuerte aumento del ahorro forzado explica el incremento de los depósitos bancarios de los hogares durante los periodos de confinamiento, aunque también un menor flujo de créditos de consumo a los hogares en marzo y abril por las medidas de confinamiento.

Al reducirse el consumo han caído los créditos de consumo y las dificultades para comprar viviendas se reflejan en la caída de los créditos hipotecarios. Los autores añaden que las cifras trimestrales de ahorro se publican con un retraso de tres meses y que por ello “la información a tiempo real de la tasa de ahorro de los hogares es generalmente escasa”.

Utilizan la encuesta de consumo mensual de la Comisión Europea (CE) para ver la tendencia al ahorro porque este indicador se calcula mediante la diferencia entre los ahorros esperados de los hogares y su situación financiera. Los economistas del BCE dicen que el indicador ha alcanzado niveles sin precedentes, lo que señala un “fuerte incremento de los ahorros de los hogares en el segundo trimestre de 2020”, que se refleja en el aumento de los depósitos bancarios de los hogares desde marzo de 2020.

Cifras históricas de ahorro en España

Lo mismo sucede en España, que ha alcanzado cifras históricas en el ahorro depositado en el sistema financiero. Empezando por todo el dinero depositado por las empresas, las Administración Públicas y las familias, la cifra alcanza los 1,546 billones de euros en julio, según el Banco de España. Esta cifra supone un 7,6% más que un año antes.

Bajando al detalle, se observa el comportamiento de los hogares; la estadística indica que tenían en los bancos 876.300 millones en ahorro en diferentes productos, un 7,5% más que en julio de 2019. Y si se concreta a solo lo que está como depósitos a la vista de los clientes, al 0% de tipo de interés, el dato es relevante; hasta julio había 755.000 millones frente a los 665.000 millones del mismo mes del año anterior. Esta diferencia supone que las entidades financieras guardan un 13,5% más de dinero de las familias que un año antes.

Como apunta el BCE, los europeos han visto descensos en los mercados bursátiles, en los valores de gran parte de los fondos de inversión y con movimientos bruscos en las divisas y han optado por dejar el dinero en la cuenta corriente. Con una inflación cercana al 0%, tienen el gasto de mantenimiento de las cuentas corrientes, pero no una pérdida del valor del dinero.

Leave a Reply