Madrid se resiste al confinamiento y pide ayuda “urgente” al Gobierno

En la imagen, agentes de la Policía municipal, en tareas de control en el Puente de Vallecas, en Madrid, este miércoles.
En la imagen, agentes de la Policía municipal, en tareas de control en el Puente de Vallecas, en Madrid, este miércoles.Rodrigo Jiménez / EFE

La Comunidad de Madrid pidió este miércoles apoyo militar y policial urgente al Gobierno para ayudar con las medidas sanitarias e implementar las restricciones a la movilidad que ha impuesto en 37 zonas básicas de salud desde el pasado lunes y que, anunció, ampliará a más —no está claro a cuántas— el viernes, aunque no entrará vigor hasta la semana que viene. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha ido dando pasos por detrás de la mayoría de autonomías, que implantaron restricciones similares cuando la epidemia estaba en cifras muy inferiores, aunque ninguna ha tenido con semejantes limitaciones a tanta población (850.000 habitantes) desde el estado de alarma. Madrid se resiste a declarar un confinamiento en toda la región, algo que su presidenta deja como “última opción” por su impacto económico, cuando comienzan a sonar más voces entre los expertos para no demorar estas limitaciones.

Pero la comunidad, de momento, no está en ese escenario. “Hemos decidido solicitar formalmente al Gobierno de España en una reunión este jueves apoyo logístico militar urgente para la instalación de carpas, realización de test y labores de desinfección en cada una de las zonas básicas de salud con restricciones en vigor”, enumeró este miércoles tras el Consejo de Gobierno Ignacio Aguado, vicepresidente y portavoz del Gobierno Regional. “En segundo lugar, solicitaremos el despliegue de 222 efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil en las 37 zonas básicas de salud para llevar a cabo tareas de inspección para el cumplimiento efectivo de las cuarentenas y la sanción de incumplimientos”, añadió. “Y en tercer lugar, vamos a pedir una reforma exprés de la normativa vigente para incorporar de forma inmediata a los 300 médicos extracomunitarios que estuvieron trabajando durante la primera oleada en Madrid, y que ahora, como consecuencia de las restricciones estatales vigentes, no podemos contratar”, remató en una lista de peticiones que Madrid quiere poner en vigor el lunes.

La situación de la comunidad la resumía este miércoles en Twitter Miguel Hernán, catedrático de epidemiología de la Universidad de Harvard: “El número de personas ingresadas en UCI por covid-19 en Madrid es mayor que el número de camas reales de UCI en cada hospital. Estamos de nuevo ante una emergencia sanitaria seria. Las UCI eran nuestra última línea de defensa. Sin capacidad diagnóstica adecuada ni rastreadores ni supervisión de aislamiento y cuarentena, solo quedaba confiar en no saturar los hospitales. Un nuevo confinamiento es necesario para mantener unos estándares mínimos en los hospitales”.

Aunque las estadísticas oficiales señalan que las UCI madrileñas tienen una ocupación del 38%, cuentan camas habilitadas especialmente para la pandemia que comprometen el funcionamiento normal de los hospitales. El porcentaje de ocupación de las camas de críticos para las que hay personal y medios en situaciones normales, según un grupo de médicos de 62 hospitales, es del 95% en la comunidad. “Madrid tiene hoy tantos hospitalizados por covid-19 como al comienzo del estado de alarma, pero la curva es más plana así que el confinamiento será más corto. Además, no tiene que ser estricto”, proclama Hernán en la línea con varios colegas suyos consultados. Propone teletrabajo, cierre de universidades, secundaria, lugares públicos cerrados (bares, gimnasios…), mascarilla en interiores y en exteriores a menos de dos metros, parques abiertos, paseos sin congregarse y deporte al aire libre.

En opinión de varios expertos consultados, las medidas que ha tomado Madrid llegan tarde y son complicadas de cumplir. “Todo lo que pide la comunidad es necesario, son medidas de guerra, como las de la primavera, pero insuficientes”, señala Jesús Molina Cabrillana, secretario de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene. Reclama un confinamiento que se extienda prácticamente a toda la región, por la alta incidencia de la epidemia y porque considera poco efectivo confinar por distritos sanitarios interconectados que a menudo los ciudadanos no comprenden. El socialista Ramón Jurado, alcalde de Parla, que tiene dos áreas básicas de salud con restricciones, reclama que se amplíen a toda la ciudad, precisamente por la “confusión” que se ha generado en los vecinos.

También apoya la ampliación del confinamiento, en un equivalente a lo que durante el estado de alarma fue la fase 1 (con terrazas y paseos, con comercios con cita previa) José Martínez Olmos, profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública. “El tiempo dará o quitará razón, pero da la impresión de que vamos por detrás del virus en Madrid. Se venían reclamando desde hace tiempo medidas, como reforzar la atención primaria y los rastreadores”, señala.

De hecho, a principios de año, Más Madrid llevó a la Asamblea regional una propuesta para que la Comunidad pudiera contar con médicos extracomunitarios, paliando así sus déficits de plantilla. El Gobierno, que forman PP y Cs, rechazó la medida, al igual que Vox.

“No es competencia de la Comunidad modificar normativa estatal para permitir contratar a los médicos extracomunitarios”, dijo este miércoles Aguado, pese a que el estatuto del personal público permite que lo hagan tanto las Cortes como las Asambleas regionales (hay comunidades que ya cuentan con esos profesionales). “Lo que hemos pedido por escrito al Ministerio es agilizar la homologación de títulos, que ya habilitó la orden ministerial en estado de alarma”, explicaron desde la consejería de Sanidad, que dirige Enrique Ruiz Escudero. “Se ha planteado en varias ocasiones poder seguir contratándolos y no ha habido respuesta”, añadieron, en una referencia implícita a que la Comunidad intenta aprovechar el nuevo clima político que preside las relaciones entre las dos Administraciones.

Los gestores de la comunidad, que se reunirán este jueves con sus homólogos del Gobierno central, piden que todos esos cambios entren en vigor el próximo lunes. Para esa fecha también está prevista una ampliación del número de zonas con la movilidad restringida en la región, y la posibilidad de que se apliquen más limitaciones de horarios y aforos a todos los comercios.

En las 37 zonas básicas de salud afectadas por restricciones específicas tienen que cerrar a las 22.00 (a excepción de farmacias, centros de salud o gasolineras), y tienen su aforo limitado al 50%. En el caso de los dedicados a la hostelería, la limitación de aforo al 50% aplica en el interior y el exterior, y el consumo en barra está prohibido.

Información sobre el coronavirus

– Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

– Descárguese la aplicación de rastreo para España

– Buscador: La nueva normalidad por municipios

 Guía de actuación ante la enfermedad

Leave a Reply