El alcance de los ERTE separa a Gobierno y agentes sociales del acuerdo para su extensión

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, el 18 de septiembre.
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, el 18 de septiembre.Víctor Lerena/EFE

La negociación para la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) se está llevando, una vez más, al límite. A una semana de que caduquen, Gobierno y agentes sociales acabaron este jueves una reunión maratoniana sin acuerdo. De nuevo, hubo avances, reconocen las partes, pero no suficientes y la extensión de los expedientes sigue atascada. Las diferencias principales: si los ERTE se centran solo en los sectores más afectados por la pandemia y en la intensidad de las exenciones en las cuotas a la Seguridad Social.

Tras casi nueve horas de encuentro, este jueves no hubo fumata blanca. Sí avances —para Gobierno y sindicatos, significativos—, pero no definitivos para alcanzar el esperado alargue de los ERTE. Las partes han quedado en continuar la negociación en los próximos días, aunque no hay fecha definida a la espera de que el Ejecutivo envíe un nuevo documento de trabajo. Mientras tanto, aseguran fuentes del diálogo social, seguirán este viernes con contactos por vía telefónica para acercar el acuerdo.

“Importantes avances. Quedamos a la espera de un nuevo documento y dispuestos a seguir negociando”, aseguró Unai Sordo, secretario general de CC OO, en su cuenta de Twitter. Fuentes de UGT comparten este punto y esperan que haya acuerdo en días: “Hemos planteado formulas para poder ampliar la protección a más empresas y trabajadores. Esperamos que de aquí al martes podamos lograr el acuerdo”. Desde la patronal CEOE, más cautos, se limitaban a decir que la mesa de diálogo continuará. El tiempo apremia.

La negociación giró en torno a los puntos en que todavía existe desencuentro. Esto es, principalmente, en la intención del Ejecutivo de focalizar las ayudas en los sectores más golpeados por la pandemia y en la generosidad de las exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social. En ambos temas está la brecha entre Gobierno y los agentes sociales, que defienden que la ayuda llegue a todos los que la necesiten, sin discriminación entre actividades económicas.

También hay una cara más amable de las últimas reuniones para esta prórroga de los ERTE: desde hace semanas hay puntos cerrados, por ejemplo que la extensión sea hasta final de enero y no diciembre, como se había planteado inicialmente. Que las prestaciones sigan en el 70% de la base reguladora —y no el 50% como marcaba la norma— a partir del sexto mes. Y que los trabajadores afectados no gasten tiempo de paro pasados 180 días con el empleo suspendido de forma temporal.

“La propuesta se ha mejorado mucho. Seguiremos negociando en los próximos días. Lo importante es que todos queremos que haya acuerdo para dar estabilidad”, explican fuentes conocedoras de la negociación. Portavoces de sindicatos y patronales, por su parte, comparten los pasos adelante conseguidos, aunque incluyen algunos peros. “Hay avances sustanciales en todos los aspectos, pero insuficientes en sectores y exenciones. Vamos a seguir trabajando”, repiten. Mari Cruz Vicente, secretaria de acción sindical de CC OO, alabó la propuesta del Ejecutivo para renovar los ERTE de rebrote: “Consideramos que recoge aspectos muy positivos para los trabajadores y exoneraciones para las empresas”.

Sobre estos ERTE de rebrote, parece relativamente sencillo que se firmen los cambios incluidos. El Gobierno apuesta por que sean muy flexibles y con exoneraciones muy altas, por encima del 80%. Además, no hay diferencias por sectores, lo que allana mucho el camino. Esto, por ejemplo, es uno de los desencuentros con los agentes sociales en el resto de expedientes por coronavirus, algo que se quiere sortear con una fórmula intermedia con diferentes niveles de ayuda: para las empresas de actividades que no sean las que más sufran por la pandemia se estudia que se puedan acoger a los ERTE con beneficios más bajos que las más golpeadas.

Además, se ha planteado en la mesa que haya otros ERTE para los negocios a los que se le impongan limitaciones por la crisis sanitaria en su localización geográfica. “Por ejemplo, reducir el aforo o reducción de horario. Si hubiese un confinamiento, ya podrían entrar en los ERTE de rebrote”, explican fuentes del diálogo social. En este caso, explican, las exoneraciones serían altas al inicio y decrecientes con el paso de los meses. Entre otras cosas, porque se espera que las restricciones sean transitorias.

Información sobre el coronavirus

– Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

– Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

 Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

– Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Leave a Reply