Pedro Casariego Córdoba, inédito

“Nuestras propias palabras / nos impiden hablar. / Parecía imposible. / Nuestras propias palabras”. Citados, copiados y retocados, estos cuatro versos se han convertido en un emblema de la poesía española de los últimos años. Lo mismo que su autor, Pedro Casariego Córdoba, que nació en 1955 y se suicidó 37 años después tirándose a la vía de tren. Dos días antes -el 6 de enero de 1993- escribió su último texto, un cuento ilustrado por él mismo como regalo para su hija Julieta. Casariego, que muchas veces firmaba PeCasCor, escribió entre 1977 y 1987 -luego se dedicó a la pintura- seis poemarios “encadenados” argumentalmente y medio centenar de poemas en los que brilla particularmente su nada convencional visión del amor y de un mundo al que no se adapta.


El sudor de los pájaros (1992), acrílico sobre lienzo de Pedro Casariego Córdoba.

ampliar foto

El sudor de los pájaros (1992), acrílico sobre lienzo de Pedro Casariego Córdoba.

En 2003 la editorial Seix Barral reunió toda esa poesía en un volumen prologado por Ángel González con apuntes como este: “La literatura de Pedro Casariego Córdoba, oscilando entre el humor y la gravedad, impúdica y recatada, conservará siempre un fondo secreto inasible que se resiste a cualquier intento de racionalización. Tampoco es necesario; a los lectores nos basta con abandonarnos al extraño encanto que desprende ese discurso en gran medida inefable para aprehender intuitivamente lo que en su fondo secreto está sugerido y no dicho”. Casi 20 años después, el mismo sello publica este martes una edición revisada y ampliada de aquella poesía reunida. Revisada por los Casariego -toda una familia de escritores- y ampliada con textos la figura de PeCasCor firmados por autores como Enrique Vila-Matas, Ray Loriga, Marta Sanz, Belén Bermejo o Antonio Gamoneda. El libro, de más de 500 páginas, se completa con una introducción especial para cada libro y cinco poemas inéditos, tres de los cuales publicamos hoy en Babelia.

TUS OJOS ENROJECIDOS

1983. Manuscrito

Me

encantan

tus

ojos

azules

enrojecidos

por

los

excesos

de

las

noches

que

pasas

lejos

de

mí.

Esas

noches

empequeñecen

tus

ojos

hasta

gotas

de

mar.

TE PERDONO

1983. Manuscrito

Te perdono.

Quizá puse en ti

demasiadas esperanzas

y demasiadas manos

(en tu sombra terrible

por lo marchita

en tu boca futura

por lo callada

en la sonrisa irremediable

que son tus labios repetidos

por Mendel y los suyos).

Si un árbol enfermo

si un árbol

es la fotocopia

de otro árbol…

si un árbol caído

es otro árbol que se yergue

como mirar a lo alto

entonces el que habla en soledad

(el mudo)

(Carson McCullers)

es el tirador del cajón

de las flores

la lluvia que fusila

la sequía

para bien de los caracoles

concha de estrellas

rapidísimas

destinadas a la quietud

de los

astrónomos.

Necesito

sólo necesito pagar el

precio de un café que se enfría

hurgar un poco

en mis bolsillos azules.


Quiero dormir sin descanso (1991), acrílico sobre lienzo de Pedro Casariego Córdoba.

ampliar foto

Quiero dormir sin descanso (1991), acrílico sobre lienzo de Pedro Casariego Córdoba.

EL ROSCÓN DE REYES

para Berta. (diciembre 1992- enero 1993). Manuscrito

Todo está lleno de policías

y por eso se cansan los párpados.

También hay tigres

azules que tejen sin parar.

No sé qué más hay.

Quizá haya demasiados desayunos

y demasiados bizcochos.

Me dicen que el

roscón de Reyes

es más peligroso que

un obús.

Yo me lo creo.

‘Poemas encadenados’

Autor: Pedro Casariego Córdoba

Editorial: Seix Barral. 2020

Formato: Tapa blando o bolsillo. 544 páginas

Leave a Reply