El juez Valdés y su esposa niegan el supuesto caso de maltrato

El magistrado del Tribunal Constitucional Fernando Valdés a su salida del Tribunal Supremo este jueves.
El magistrado del Tribunal Constitucional Fernando Valdés a su salida del Tribunal Supremo este jueves.Mariscal / EFE

El magistrado del Tribunal Constitucional Fernando Valdés y su esposa han calificado este jueves de “despropósito” la acusación de un delito de malos tratos en el ámbito familiar, formulada contra el juez el pasado 10 de agosto tras ser detenido por la Guardia Civil. Ambos prestaron declaración en el Tribunal Supremo, que abrió diligencias a raíz de la denuncia presentada por dos jóvenes que escucharon aquel día a la mujer pedir “socorro” desde una terraza del domicilio del matrimonio, en Majadahonda (Madrid).

Los citados testigos también han comparecido este jueves ante el juez y se han ratificado en su denuncia. Lo mismo han hecho los agentes de la Guardia Civil que instruyeron las primeras pesquisas.

El instructor, Andrés Martínez Arrieta, deberá decidir ahora si practica nuevas diligencias o se pronuncia sin más indagaciones sobre el posible archivo de la causa o la apertura de juicio oral. El archivo supondría la reincorporación de Valdés a la actividad del Constitucional, una vez supere las causas de la baja médica que solicitó hace dos semanas. La eventual apertura de juicio oral, en cambio, le obligaría a dejar dicho puesto.

Valdés prestó declaración durante unos 45 minutos, a lo largo de los cuales negó de forma “categórica” que hubiera maltratado a su esposa, quien se manifestó del mismo modo. Ambos admitieron haber sostenido una fuerte discusión, que la mujer quiso cortar marchándose a la terraza del domicilio. Añadieron que el marido la siguió hasta la terraza y que, al verle llegar, ella lanzó la voz de “socorro”, que, según explicó, no suponía una petición de ayuda sino una expresión de sorpresa por el hecho de que él quisiera proseguir la discusión.

Tras la detención de Valdés, el Constitucional dio a conocer un único comunicado sobre el asunto, en el que manifestaba su respeto por el derecho a la presunción de inocencia. Cuando las diligencias llegaron al Supremo, el magistrado, que está en tratamiento por una grave enfermedad, solicitó la baja médica. En su declaración de este jueves, Valdés ha afirmado que la medicación que toma nunca ha tenido efecto alguno sobre su comportamiento.

Leave a Reply