Sánchez e Iglesias pactan subidas de impuestos a grandes empresas y rentas altas para cerrar los Presupuestos

El PSOE y Unidas Podemos han pactado finalmente una subida de impuestos para rentas altas y grandes empresas para cerrar los Presupuestos menor de la que venía en su acuerdo de Gobierno, pero importante para los capitales más altos. Ambos han pactado una subida del Impuestos de Sociedades para los grandes grupos empresariales, a través de una limitación de las exenciones por dividendos y plusvalías generadas por su participación en sociedades filiales. El Gobierno sube 3 puntos el IRPF para rentas del capital de más de 200.000 euros, un número muy pequeño de contribuyentes pero con valor político y simbólico en plena crisis. Además sube 2 puntos el IRPF para rentas del trabajo de más de 300.000 euros, menos de lo que proponía Unidas Podemos, que era 200.000, y mucho menos de lo que venía en el acuerdo de Gobierno, que eran 130.000.

Además se establece una tributación mínima del 15% para las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimis), un tipo de empresas que utilizan los grandes capitales para ahorrar impuestos. También se reducirán las desgravaciones a los planes privados de pensiones. Además han pactado una subida de un punto del impuesto de patrimonio para los que tengan más de 10 millones de euros, aunque esto es de difícil aplicación porque está transferido a las autonomías. Sin embargo se ha caído del proyecto, dada la situación económica, el mínimo del 15% de tipo efectivo para las grandes empresas que estaba en el acuerdo de Gobierno. Unidas Podemos también ha logrado una subida del IPREM, un índice que marca buena parte de los subsidios y ayudas, en un 5%. El Gobierno también sube el salario a los funcionarios y las pensiones al IPC estimado y las no contributivas el doble de las demás.

La clave política de los Presupuestos es que son muy expansivos. Tanto el presidente, Pedro Sánchez, como el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, han dejado claro que con estas Cuentas quedan atrás los recortes y la austeridad. “Hoy inauguramos una nueve etapa que deja atrás la senda neoliberal”, ha dicho Iglesias. “Dejamos atrás la etapa de los ajustes”, ha rematado Sánchez. “Son unos Presupuestos progresistas, indispensables para la modernización de nuestro país”, ha insistido Sánchez. “Tras el durísimo golpe de la pandemia podíamos replegarnos con recortes, o salir adelante con energía. Estos Presupuestos tienen un 10,3% más de inversión que los anteriores, incluyendo el adelanto de los 27.000 millones del plan europeo”, ha rematado.

Ambos políticos parecían eufóricos por el acuerdo, que ahora necesitará incorporar a los demás socios de la investidura para salir adelante. El Gobierno ha trabajado la alternativa de Ciudadanos, pero en las últimas semanas se ha ido alejando esa posibilidad que Unidas Podemos nunca ha visto con buenos ojos. Aún así, todo sigue abierto y habrá aún mucha negociación con los grupos.

“Son unos presupuestos progresistas, excepcionales por la situación y por el volumen de inversión pública que movilizan. Su primer objetivo es reconstruir lo que nos ha arrebatado la crisis por la pandemia. El segundo, modernizar nuestro modelo productivo. Y el tercero, fortalecer nuestro estado del bienestar”, ha proclamado Sánchez.

Una de las grandes apuestas de los Presupuestos es la decisión de reforzar la sanidad pública, que la pandemia ha colocado en primer plano. “Destinaremos 3.064 millones de euros más a la sanidad, un 151,4% más. Una de las lecciones que debemos sacar es el robustecimiento de la sanidad pública”, ha señalado el presidente.

En el acuerdo de Presupuestos, aunque no esté en las Cuentas, el PSOE y Unidas Podemos han incluido un pacto para regular el contol de los precios del alquiler, un asunto con el que el grupo de Iglesias, que tiene en su seno a muchos dirigentes que vienen de la Plataforma Afectados por la Hipoteca (PAH), lleva años presionando. “Debemos acelerar el objetivo que nos marcamos de intervenir el mercado de la vivienda para regular los precios del alquiler. Nos comprometemos a llevar al Congreso antes de 4 meses una ley que permita establecer mecanismos de limitación o bajada de los precios del alquiler en zonas de mercado tensionado, tanto en los nuevos contratos como en los existentes. España va a tener la ley estatal de vivienda con el mayor grado de intervención pública en el mercado de alquiler en Europa”, ha señalado Iglesias. Esa reforma llegará pues en unos meses pero las presiones de diferentes grupos económicos son muy fuertes y en el Gobierno hay una importante división sobre este asunto, así que aún queda mucha negociación para ver cómo queda finalmente la regulación.

Sánchez e Iglesias han presentado este martes las claves de los Presupuestos Generales del Estado antes de la celebración del Consejo de Ministros. El acto, sin preguntas ni presencia de la prensa, ha tenido lugar en la sala Tapies de La Moncloa. Será María Jesús Montero, la ministra de Hacienda, quien explique las Cuentas ante los periodistas después de que se aprueben en el Consejo de Ministros.

Las nuevas cuentas ofrecerán un adelanto de 27.000 millones de los fondos europeos y cambios impositivos, un IVA del 21% a las bebidas azucaras y edulcoradas, la creación de un nuevo tributo a los envases de plástico de un uso, una fiscalidad verde y modificaciones en la imposición directa e indirecta. Este lunes PSOE y Unidas Podemos aprobaron la regulación de los precios del alquiler y alcanzaron un acuerdo para mejorar la regulación del Ingreso Mínimo Vital, los dos últimos cabos sueltos antes de poder concretar el borrador de los Presupuestos. Una vez remitido el anteproyecto de las nuevas cuentas al Congreso, se calcula que su primera votación en el Pleno del Congreso será la semana del 11 y 12 de noviembre.

Leave a Reply