El BCE aparca hasta diciembre los nuevos estímulos pese al riesgo de recaída

Los males son conocidos: un crecimiento económico bajo presión y una inflación negativa que empieza a confundir a Europa con Japón. El culpable también: un virus que vuelve a resurgir con fuerza haciendo regresar al vocabulario la palabra confinamiento. Los remedios son menos evidentes: el Banco Central Europeo anunció este jueves que no moverá ficha por ahora. Eso significa que los tipos de interés se quedan como están, en el 0%, y el paquete de adquisición de bonos que suma 1,35 billones hasta junio de 2021 seguirá intacto. En el horizonte, sin embargo, deja entrever artillería nueva para su reunión de final de año. “El Consejo de Gobierno recalibrará sus instrumentos, según proceda, para responder a la situación actual y garantizar que las condiciones de financiación sigan siendo favorables para respaldar la recuperación económica y contrarrestar el impacto negativo de la pandemia en la inflación proyectada”, ha apuntado la presidenta de la entidad Christine Lagarde.

Las reglas de la salida de la crisis parecen claras. Los Gobiernos elevan la cifra de gasto a niveles sin precedentes y el Banco Central Europeo rebaja los intereses que pagan. El despliegue, unido a la relajación de los confinamientos en verano, permitirá este viernes un avance histórico del producto interior bruto en la zona euro. Pero la vida del rebote, como advierte el organismo, parece corta. “En el entorno actual de riesgos claramente inclinados a la baja, el consejo de gobierno evaluará cuidadosamente la información nueva, incluida la dinámica de la pandemia, las perspectivas de lanzamiento de vacunas y la evolución del tipo de cambio”, ha añadido.

Los inversores que esperaran un anuncio sorpresa acorde a la creciente sensación de emergencia que se apodera de Europa han visto decepcionadas sus expectativas, pero el mercado ya anticipaba que hoy no sería el día del gran despliegue de fuerza. Primero, el banco se encomendará a sus expertos para extraer lecciones de cómo actuar. “La nueva ronda de proyecciones macroeconómicas elaboradas por los expertos del Eurosistema en diciembre permitirá una reevaluación exhaustiva de las perspectivas económicas y el equilibrio de riesgos”, ha señalado la presidenta del BCE.

Leave a Reply