#MisCervezas PorAhi: el placer de compartir una cerveza y un buen momento viajero

Benditos los sumerios por crearla; loados los galos, que inventaron cubas y toneles para su pan líquido y alabados los monjes medievales, que le añadieron el lúpulo. A todos ellos, los viajeros  deberíamos honrarles con un monumento por suscripción popular.

Una buena cerveza en el momento adecuado “siembra la poesía en los corazones cuando pasa a la sangre cayendo por la garganta abajo”, dejó dicho Camilo José Cela.

Eso mismo pensé yo hace ya muchos años, en un atardecer apocalíptico y solitario en el cap de Creus (Girona), cuando tras un extenuante día de calor me senté en la terraza del bar que hay en la antigua casa de carabineros, pedí una cerveza, la bebí con delectación no sin antes hacerle una foto para mandársela a un grupo de amigos también viajeros y fotógrafos. Porque los buenos momentos solo lo son si los compartes.

“Eso son tus cervezas por ahí”, me respondió el gran Paco Elvira, que anda hace ya unos años haciendo reportajes fotográficos en el cielo. Y de ahí nació el hashtag #MisCervezasPorAhi, que uso para compartir en redes sociales fotos de cervezas que me tomo en lugares maravillosos del mundo.

El caso es que el hashtag ha ido triunfando y tomando vida propia hasta abandonar mi círculo privado y ser adoptado por cientos de seguidores que me mandan fotos de sus “cervezas por ahí” en lugares maravillosos del planeta sin más interés ni objetivo que compartir un buen momento y una buena cerveza.

¿Habrá en la Tierra comunidad más maravillosa que esta, unida en torno a dos ideas que te acercan a la felicidad: el viaje y la cerveza?

Tan fuerte es la pasión que nos une que ni siquiera un verano raro y pandémico como este pasado ha hecho decaer el espíritu espumoso de #Miscervezasporahi. He seguido recibiendo fotos de viajeros felices que han podido compartir sus momentos más lupulados a pesar de la que está cayendo.

Estas son algunas de #MisCervezasPorAhi de este verano y principio de otoño 2020. ¡Se agradece la contribución y que no decaiga el ánimo! Venceremos al virus y volveremos a ser quienes fuimos. No me cabe duda.

Una visita inexcusable

Una Guinness, la cerveza Stout más famosa del mundo.
Una Guinness, la cerveza Stout más famosa del mundo. pixabay

La Stout es un tipo de cerveza de color muy oscuro, casi negro y alto contenido en alcohol, de origen irlandés. Fue hace más de dos siglos en Dublín cuando Arthur Guinness, el gran genio de las cervezas, decidió elaborar su propia porter (una cerveza que en la época se importaba de Londres y que tenía gran acogida en Irlanda) para obtener un nuevo elixir el cual bautizó como Dry Irish Stout y con el que arrasó. Escribía sin saberlo uno de los capítulos más importantes de la historia de la cerveza y de su legendaria fábrica en St James’ Gate.

Si es usted amante de la cerveza Stout tiene que visitar al menos una vez en la vida (y cuando la pandemia nos lo permita, ya que en la actualidad permanece cerrado) el museo de la cerveza negra más famosa del mundo: la Guinness Storehouse, en Dublín. El recorrido al emblemático edificio dura unas tres horas e incluye la visita al Roast House, el lugar donde se tuesta la cebada a 232 grados Celsius, una de las etapas más importantes del proceso de elaboración, pues define el sabor, aroma y color de la cerveza. También, la Brewhouse 4, la fábrica de Stout más grande y moderna del mundo, donde actualmente se elabora la cerveza Guinness, produciendo millones de pintas al día. La Guinness Open Gate Brewery, donde descubrirá cervezas de edición limitada únicas en el mundo y para rematar, una degustación de cervezas y comida guiados por un maestro de ceremonias que le enseñará a descubrir todos los secretos que la simple combinación de agua, malta, lúpulo y levadura puede llegar a producir.

Leave a Reply