El déficit se triplica hasta agosto y se sitúa en el 7% del PIB

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros del martes.
La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros del martes.europa press

La pandemia va dejando una huella cada vez más grande en las cuentas públicas. El déficit del conjunto de las Administraciones, excluidos los Ayuntamientos, alcanzó el 7% del PIB hasta agosto, según los datos publicados este viernes por el Ministerio de Hacienda. El porcentaje se corresponde con un agujero de 78.104 millones y multiplica por más de tres el registrado en el mismo periodo de 2019, cuando se situó en el 2% del PIB con 25.619 millones.

Para ponerlo en contexto, es una cantidad superior al dinero que España recibirá en ayudas directas de la Unión Europa en los próximos años y que asciende a 72.700 millones ―los restantes 67.300 millones del total de los 140.000 adjudicados por Bruselas son créditos a devolver―. Es también un reflejo del gran aumento del gasto que ha provocado la covid-19 ―tanto para atender la emergencia sanitaria como para crear un salvavidas para empresas y los hogares vía ERTE, prestaciones para autónomos o ingreso mínimo vital―, y a la vez de la profunda caída de los ingresos causada por las restricciones a los movimientos y a la actividad económica. Para el cierre del año, el Gobierno prevé unos números rojos equivalentes al 11,3% del PIB.

El mayor desajuste en los primeros ocho meses del año lo acumula la Administración central, con un desequilibrio del 5,5% del PIB, seguido por la Seguridad Social, que también triplica su déficit hasta el 1,74%. Las comunidades autónomas, por su parte, registran un superávit del 0,19% gracias a la financiación extra recibida para hacer frente a la crisis sanitaria. En contrapartida, el déficit del Estado aumenta hasta el 5% del PIB, en este caso hasta septiembre, fruto de una caída del 12,3% de los recursos y un alza del 18,5% del gasto.

En concreto, los gastos del Estado alcanzaron los 188.672 millones hasta septiembre, 23.800 millones de ellos relacionados con la pandemia y que suponen cerca del 88% del incremento total de los desembolsos. Hacienda aclara que las dos principales partidas que han engrosado la cifra final son la transferencia de 14.000 millones a la Seguridad Social y el abono de la mitad del fondo covid para las comunidades autónomas, equivalente a 8.000 millones. El Ministerio destaca, entre las demás operaciones, la vinculada a la reversión de las autopistas con 1.745 millones de euros.

Menos recaudación

También la recaudación tributaria sigue acusando el golpe de la pandemia. La caída en septiembre fue tan solo del 0,1%, pero el retroceso acumulado hasta el octavo mes del año es del 9,6% en comparación con el mismo periodo de 2019 y del 7,6% en términos homogéneos, teniendo en cuenta las correcciones de calendario y las medidas de aplazamientos fiscales que se decretaron durante el primer estado de alarma. La bajada es ahora más suave que la registrada durante los meses más duros de la pandemia: en mayo, el retroceso fue del 27,6% en comparación con el mismo mes de 2019.

De acuerdo con los datos publicados este viernes por la Agencia Tributaria, las políticas aprobadas para paliar los efectos de la pandemia tuvieron un efecto negativo en la recaudación de 2.649 millones hasta el noveno mes del año. En términos acumulados, el comportamiento de todas las figuras es negativo: la recaudación por sociedades retrocede un 40,7%, un 14,5% la del IVA y un 13% la de especiales; todos tributos muy sensibles al ciclo económico. Caen también los ingresos por IRPF, aunque solo un 0,1%.

Leave a Reply